domingo, 14 de septiembre de 2014

Hillary pisa Iowa 2,444 días después

Hillary Clinton flanqueada por su marido Bill y el Senador Tom Harkin hoy en Iowa. (Foto: @Clay_Masters/@Iowa Public Radio)

"La noche del caucus de Iowa... fue humillante," escribió Hillary Clinton en sus memorias Hard Choices.

Hoy, seis años y medio después de aquella humillante noche, Hillary ha vuelto a Iowa. Oficialmente para agradecer al Senador Tom Harkin - este año se retira - sus décadas de servicio en el Senado y para elogiar a los candidatos que el Partido Demócrata de Iowa presenta en las elecciones de este otoño, reunidos todos en la famosa parrillada/mitin que Harkin suele organizar anualmente. Extraoficialmente, para afianzar la impresión de que volverá a ser candidata en el 16.

"Clinton guarda silencio sobre el 2016 mientras sus acciones de tipo electoral lo dicen todo," titulaba hace dos días The New York Times. Esta visita a Iowa es una de esas acciones que lo dicen todo. "Es muy obvio lo que va a hacer," declara al Times la ex presidenta de los demócratas de Iowa Sue Drovsky. "Claramente, se va a presentar."

La parrillada de Harkin empezó en 1972 como un pequeño encuentro de 53 personas en el condado de Madison - famoso por sus puentes y por la película de Clint Eastwood - para recaudar fondos para la primera campaña de Harkin al Congreso, y con el tiempo se ha convertido en el evento demócrata más importante del año en Iowa, un imán para políticos demócratas con ambiciones presidenciales - como Hillary. El año pasado recibió a Joe Biden y hace dos años a Martin O'Malley; la primera visita de los Clinton (ver vídeo) se remonta a la primera campaña presidencial de Bill en 1992 - en el 91 no estuvieron porque Bill decidió no competir en el caucus de Iowa, dado que Tom Harkin se presentaba como hijo favorito.

El morbo por ver el regreso de Hillary a Iowa ha atraído hoy a más de 250 reporteros nacionales e internacionales y a unas 6,000 personas - incluida alguna nostálgica de los años 90 -, haciéndola la edición más concurrida de la parrillada desde la de 2007, que reunió a todos los candidatos presidenciales demócratas de 2008 - fue cuando vimos a todos ellos bajando sonrientes por la ladera como si fueran las hermanas Ingalls y cuando se hizo la famosa foto que cuestionaba el patriotismo de Obama - y atrajo a 10,000 personas.

Los asistentes han empezado a llegar dos horas antes del inicio del evento y unas cuatro horas antes de la intervención de los Clinton.

Ready for Hillary, el super PAC que tiene la misión de convencer a Clinton de que se presente a las presidenciales, se ha encargado de convertir la aparición de su heroína en una gran demostración de apoyo popular a su hipotética candidatura, trasladando gente al evento, instalando su autobús, empapelando el lugar con carteles de apoyo a la supuesta candidata y repartiendo pegatinas a todos los asistentes. El objetivo, presentar un frente unido que anime a Hillary a dar el paso y provocar el desaliento en sus posibles rivales demócratas.

"La gran ventaja de la parrillada es que tratas con los líderes estatales del partido y esa es la gente que organiza y dirige los distritos electorales y es importante a la hora de movilizar a la gente para que salgan y participen [en el caucus] en una fría noche de invierno," dice a Associated Press el politólogo de la Universidad de Iowa Cary Covington. "Hacer esas conexiones, buscar esos apoyos, es una cosa importante para ella."

"Iowa es muy importante en las elecciones demócratas y creo que una de las lecciones que aprendieron los chicos de Clinton en 2008 fue que tienes que estar en los 99 condados, tienes que estar en todos los grandes eventos, y esta parrillada es el abuelo de todos los eventos," dice el consultor demócrata Matt Bennett. "Os garantizo que si Clinton decide presentarse, dedicará mucho tiempo y esfuerzos a trabajar en Iowa. Incluso aunque parezca que no tiene una oposición significativa."

Hillary sonríe mientras Bill manipula la carne. (Foto: @betsy_klein)
Después del ritual de posar haciendo carne a la brasa - o hacer como que la hacían - y hablando con un grupo de personas en una mesa de picnic, Hillary y Bill han subido al escenario, adornado con una gran bandera estadounidense, calabazas y fardos de paja,  mientras sonaba Born in the USA de Bruce Springsteen.

Hecho el juramento a la bandera, Hillary ha empezado diciendo (ver vídeo completo del evento) que "tengo algunas cosas en mente en estos días." Una de ellas es que va a ser abuela; la otra es "esa otra cosa" - el 16. "Es verdad, estoy pensando en ello," ha admitido. "Pero hoy estoy aquí por el bistec," ha bromeado.

Ha lanzado más guiños al 16. Por ejemplo, al recordar las lecciones que pueden aprenderse de Harkin, ha destacado: "Nunca rendirse, nunca perder la fe, nunca dejar de luchar por los demás, y cuando te derriban VOLVER A LEVANTARTE enseguida." O cuando ha recordado a los votantes que las elecciones de este año son tan importantes como las presidenciales: "Demasiada gente solo se entusiasma con las campañas presidenciales. Mirad, A MÍ TAMBIÉN ME ENTUSIASMAN LAS CAMPAÑAS PRESIDENCIALES. Pero esas campañas solo ocurren cada cuatro años. Y cada dos años, elegís a los miembros del Congreso y senadores y oficiales estatales que tendrán mucho que decir sobre la calidad de vuestras escuelas, vuestra asistencia sanitaria, vuestras vidas."

El tono del discurso ha sido más bien populista - ha hablado de la desproporción que hay entre el crecimiento económico y el crecimiento de los salarios - y se le ha visto más dispuesta a abrazar el legado de Obama que a distanciarse de él, ensalzando su reforma sanitaria y llegando a decir que "bajo el liderazgo del Presidente Obama, nuestra economía está en el camino de la recuperación."

Hillary es la preferida del 53% de los demócratas de Iowa, según un sondeo de CNN/ORC International. Joe Biden, con el 15%, y Elizabeth Warren, con el 7%, no parecen de momento una amenaza - aunque se han visto algunos incondicionales de Warren hoy en la parrillada. Pero cuidado con Iowa porque, aunque nunca hubo una favorita tan clara, ninguno de los tres últimos ganadores del caucus - Obama y Huckabee en 2008 y Santorum en 2012 - parecía una fuerza a tener en cuenta en el estado dos años antes de las votaciones - alguno ni aparecía -, y seguro que el recuerdo del revolcón de 2008 - no olvidemos que Iowa fue el único estado de la Unión en el que Hillary no quedó ni primera ni segunda, sino tercera, por detrás de Obama y Edwards - sigue generando cierta desconfianza hacia el estado del ojo de halcón en el entorno de Clinton, donde ya en aquella primera campaña hubo algunas voces que le desaconsejaron apostar demasiado fuerte por Iowa para centrarse en New Hampshire y el Supermartes. 

"Sea cierta o no, hay una percepción al menos entre la gente de la capital de que ella tiene un problema con Iowa," comenta el consultor demócrata Norm Sterzenbach en The Des Moines Register. "Es importante para ella demostrar al resto del país que eso simplemente no es cierto."

"Lo que los iowanos van a esperar es un candidato presidencial que pueda sentarse en las salas de estar y conversar," dice el consultor republicano Jeff Kaufmann a MSNBC. "No creo que la señora Clinton se ajuste al perfil, salvo que haya experimentado una especie de renacimiento en su habilidad para interactuar con el iowano corriente."

Chris Cillizza, de The Fix, cree que en 2008 "Clinton fundamentalmente entendió mal al electorado de Iowa. Hizo una 'estrategia de Rose Garden' [una estrategia desde las ventajas del poder] cuando los votantes de Iowa querían que prescindiera de su gran séquito y simplemente hablase con ellos cara a cara."

Recuerda Cillizza que "Clinton y el ex Alcalde de Nueva York Rudy Giuliani eran los dos candidatos más famosos en las elecciones de 2008. Ambos vinieron a Iowa portando esa fama - se protegieron de la gente corriente, predeterminaron grandes mítines en lugar del trabajo de estrechar manos que, tradicionalmente, los votantes de Iowa suelen premiar. Giuliani se dio cuenta pronto que Iowa no era para él, esquivándola para pasar más tiempo en New Hampshire. (Con el tiempo, Giuliani también desechó esa estrategia, convirtiendo Florida en su cortafuegos. Se convirtió en su Waterloo.) Clinton permaneció; no tenía otra elección ya que la favorita para la nominación [sobre todo cuando es MUY favorita] no puede elegir en qué estado competir en serio."

Una turba de periodistas - veo a la petarda Andrea Mitchell en primera fila - esperando el posado de Hillary Clinton hoy en Iowa. Si no les ponen la valla, se la comen. Viendo imágenes como esta se entiende que a Hillary a veces le resulte hasta físicamente complicado entablar contacto con la gente de la calle. (Foto: @jonkarl)

Sin embargo, hay quien no comparte la conclusión general de que Hillary hizo una mala campaña en Iowa en 2008. "Hizo una campaña realmente agresiva en 2008," dice el estratega demócrata Jeff Link que achaca su derrota a que tuvo la mala suerte de enfrentarse a un Obama que "hizo una campaña como nunca antes se había visto en Iowa" atrayendo a un número anormal y probablemente irrepetible de independientes y nuevos participantes al caucus.

Para intentar corregir la percepción de que no se siente a gusto en Iowa y no repetir errores, la ex secretaria de Estado no se conformará esta vez con la ayuda de su vieja camarilla en el estado. Buscará montar una campaña que combine a sus leales de toda la vida con algunos jóvenes talentos que trabajaron para Obama y contra ella en 2008.

"Hillary Clinton valora la lealtad, y es una persona que se cierra mucho a la influencia externa," comenta al Register el periodista Jonathan Allen, de Bloomberg News, que recientemente publicó el libro HRC: State Secrets and the Rebirth of Hillary Clinton (HRC de Hillary Rodham Clinton: Secretos de Estado y el Resurgimiento de Hillary Clinton). Pero Allen añade: "Hay un deseo por parte de Hillary Clinton y de algunas de las personas más cercanas a ella de fichar a gente nueva esta vez, de intentar acoger a personas que son mejores manejando las nuevas tecnologías y que están más en contacto con la forma de hacer campaña de las bases en varios estados y en especial en Iowa."

La vieja guardia son las relaciones preexistentes que ocupan un lugar destacado en lo que el Register presenta en esta ilustración como "la constelación de Clinton en Iowa." Ahí tenemos al veterano Jerry Crawford, decano de los consultores demócratas de Iowa, que dirigió la operación de Bill Clinton en el estado en 1992 y la de Hillary en 2008; al ex Gobernador Tom Vilsack y su esposa Christie que apoyaron a Hillary frente a Obama en 2008; a la ex fiscal general de Iowa Bonnie Campbell - "Cuando oigo a la gente decir que Hillary parece fría y distante, eso simplemente no es cierto. Ella es una de las personas más cariñosas y genuinas que conozco," dice Campbell -, quien ya en 1987 estuvo organizando a favor de Bill Clinton por si el entonces gobernador de Arkansas decidía buscar la nominación en 1988; y Andy McGuire, un médico muy activo en círculos demócratas de Iowa que jugó un papel importante en la candidatura de Hillary en 2008.

En la nueva guardia destacan cuatro jóvenes que hace seis, siete años estaban con Obama pero que ahora han iniciado un acercamiento a Hillary. Son Derek Eadon, de 30 años, que fue director en Iowa de Organizing for America y ahora es coordinador para el Medio Oeste de Ready for Hillary; Sarah Benzing, de 37 años, que dirigió las campañas al Senado de Kirsten Gillibrand en Nueva York en 2010, Sherrod Brown en Ohio en 2012, y Edward Markey en Massachusetts en 2013, y actualmente está dirigiendo la de Bruce Braley en Iowa; Tyler Olson, de 38 años, que trabajó para Obama desde 2007 y presidió el Partido Demócrata de Iowa en 2013, y ahora ha declarado públicamente que apoyará a Hillary; Jackie Norris, de 44 años, tiene amplia experiencia, habiendo sido directora de la campaña de Al Gore en el caucus de Iowa en 2000, asesora importante de Obama en 2007-2008 y jefa de personal de Michelle Obama en la Casa Blanca, y recientemente ha participado en algunos eventos de Ready for Hillary; también la firma 270 Strategies, integrada por veteranos del cuartel general de Obama en Chicago, está asesorando a Ready for Hillary.

Eclipsado por la llegada de Hillary ha quedado el Senador Bernie Sanders que también está de visita a Iowa este fin de semana. En una entrevista grabada para la sección Meet The Candidate de Meet The Press (NBC) - su primera aparición en el programa - antes de su viaje, Sanders ha confirmado que está pensando en postularse como demócrata en 2016. "La verdad es que hay un cabreo profundo con los dos partidos políticos, más y más personas se están volviendo independientes, pero la parte negativa es, ¿cómo montas una infraestructura en los 50 estados presentándote como independiente?" se ha preguntado.

"El asunto no es Hillary," ha dicho Sanders. "Conozco a Hillary Clinton desde hace muchos años. Tengo mucho respeto por Hillary Clinton," ha añadido. El asunto, según Sanders, es que "el pueblo americano quiere un cambio. Quiere que el Congreso y los candidatos se enfrenten a los intereses de las grandes finanzas."

Hace pocos días, la oficina de Joe Biden anunció que el Vicepresidente viajará a Iowa el próximo miércoles, sospechosamente solo tres días después del paso de Hillary. ¿Es su forma de anunciarnos que también se presenta?

viernes, 12 de septiembre de 2014

Rand Paul volvió a New Hampshire para apoyar a Scott Brown y explorar el 2016

El Senador Paul habló a sus seguidores en Manchester, New Hampshire. (Foto: @GenOpp)

Rand Paul ha puesto los pies en New Hampshire por tercera vez en este 2014.

Conoce bien el estado porque lo ha visitado en más de veinte ocasiones a lo largo de su vida; muchas de ellas siendo un oftalmólogo anónimo colaborando en la campaña presidencial de su padre en 2007-2008, cuando varios consultores le sugirieron que entrase en política.

En 2008, su padre recibió el 8% de los votos en la primaria republicana de New Hampshire, quedando en quinta posición por detrás de John McCain, Mitt Romney, Mike Huckabee y Rudy Giuliani. En 2012, el viejo Paul alcanzó el 23% de los votos y quedó segundo, superado solo por Romney. Siguiendo la tendencia, al hijo le toca ganar en New Hampshire en 2016.

A la ventaja estructural que le otorgan las dos campañas de su padre - "Creo que nos da una enorme ventaja organizativa si decido hacer esto," dijo sobre el trabajo adelantado de su padre -, Paul ha sumado hace dos meses el fichaje del conocido consultor afincado en New Hampshire Mike Biundo, quien dirigió la sorprendente campaña nacional de Rick Santorum en 2012. Biundo está dirigiendo las operaciones de su comité de acción política, RAND PAC, en toda la región de Nueva Inglaterra, a la espera de nuevos fichajes.

"Paul ha sido el más proactivo," comenta Jack Heath, presentador del programa de radio New Hampshire Today en la WGIR-AM. "Ya he dicho esto en el programa, pero si las primarias se celebrasen hoy, él ganaría la primaria de New Hampshire."

El senador por Kentucky se ha unido esta mañana a su colega de New Hampshire Kelly Ayotte - es quien con más fuerza suena para ser candidata a Vicepresidente en 2016 sea quien sea el nominado presidencial republicano - en un desayuno republicano en Manchester (ver foto), ha asistido a una house party (ver foto) con empresarios locales en casa del legislador estatal Andy Sanborn, y ha dado su bendición al candidato al Senado Scott Brown en el Huddleston Hall de Durham - donde se han admitido perros (ver foto), como tiene que ser.

Pero su evento más multitudinario tuvo lugar anoche en un restaurante de temática deportiva en Manchester. Unas 200 personas, la mayoría jóvenes menores de 30 años, se acercaron a ver y escuchar al senador convocados por Generation Opportunity, una organización nacional de jóvenes libertarios y conservadores que podría ser un importante pilar en la operación electoral de Paul en 2015-2016.

Se pudieron ver camisetas negras con su nombre - solo el nombre, sin el apellido - en letras blancas y "2016" en color rojo (ver foto).

Allí acusó a Obama de abusar de su poder ejecutivo y prometió que revocará cualquier orden ejecutiva previa si llega a ser Presidente.

"Creo que la primera orden ejecutiva que expediría sería la revocación de todas las órdenes ejecutivas previas," dijo provocando grandes aplausos, informa Breitbart News. "La democracia es liosa, pero tienes que construir consensos para conseguir aprobar cosas. También eso es de alguna manera bueno, porque muchas leyes te quitan la libertad. Así que debería ser difícil aprobar una ley. Y, fráncamente, lo es cuando lo haces de la manera correcta. Hemos hecho demasiadas cosas de forma equivocada: firmar declaraciones por parte del Presidente que alteran la legislación está mal, es inconstitucional y nunca debería ocurrir. Las órdenes ejecutivas tampoco."

Ahí se nota que es miembro del Senado. Seguro que aquellos de sus potenciales rivales que sean gobernadores hacen una crítica mucho más matizada al uso de las órdenes ejecutivas.

La prensa quiso saber más de sus planes para presentarse a las elecciones, aunque Paul no quiso anticipar nada. "Quisiera involucrarme solo si tengo una posibilidad real de ganar," dijo Paul en una entrevista a The Boston Globe. "Creo que el país, el partido, y en gran medida todo el electorado se está moviendo en una dirección libertaria. Realmente hay una gran posibilidad. Pero veremos cómo se ve en primavera."

No le molesta que se especule públicamente con su posible candidatura presidencial. "No sé qué hacer con las especulaciones. Pero no las hemos desanimado," dijo en otra entrevista a Union Leader.

Señaló que los valores y comportamientos de los habitantes de New Hampshire están muy en sintonía con su visión. "El lema del estado representa un poco a la gente: Vive libre o muere. Indudablemente, hay una especie de coalición de personas que dice 'déjame solo' en New Hampshire," dijo al Globe.

"[Rand] Tiene que encontrar un equilibrio muy delicado," opina Jim Forsythe, un ex senador estatal de New Hampshire que trabajó para el padre. "Tratar de ser políticamente puro y un ideólogo, y mantener implicados a los activistas, pero también ampliar los apoyos."

Paul no se moja cuando se le pregunta en qué se diferenciará de su padre.

"Es difícil para mí poner el dedo ahí," dijo. "Soy quien soy y la gente lo descubrirá con el tiempo. Pero no sé si es mi tarea describirlo."

Forsythe cree que la principal diferencia es que el hijo "sabe cómo filtrar lo que dice" y adaptarlo a lo que se requiere.

El último ejemplo lo tuvimos esta misma semana. El resurgimiento de la amenaza terrorista está poniendo en dificultad algunos de los postulados de política exterior de Paul, pero en su primera reacción al anuncio del Presidente Obama de nuevos ataques contra el Estado Islámico supo presentar un mensaje bastante coherente con sus ideas.

Por un lado, apoyó las acciones militares propuestas por Obama. "Digo que tenemos que combatir a ISIS," dijo en una aparición en Fox News, que publicitó en Twitter con el hashtag #RandResponds. "Apoyo lo que sea necesario para eliminar a ISIS," dijo.

Pero por otro lado, se mantuvo inflexible en que el Presidente necesita respetar la Constitución y pedir autorización al Congreso, y en la crítica de la desastrosa política exterior de Obama. Pero a diferencia de otros republicanos, no enfocó sus críticas a culpar del caos a una precipitada retirada de tropas de Iraq, sino a la decisión de EEUU - de administraciones demócratas y republicanas - de apoyar el derrocamiento de varios dictadores laicos en Oriente Medio - Saddam en la época de Bush, y Gaddafi, Mubarak, Assad en la época de Obama.

"La razón de que hayamos llegado aquí es que nos encargamos de derrocar a dictadores seculares que eran los enemigos del Islam radical," dijo Paul en Fox News mientras Sean Hannity torcía la boca.

Añadió: "Es importante no solo para el público americano, sino para el mundo, y para el mundo islámico, remarcar que esta no es la verdadera forma del Islam. Esta es una forma aberrante que no debe representar a la mayoría del mundo islámico civilizado." Y lanzó una reprimenda a Arabia Saudí por haber ayudado a ISIS: "La victoria a largo plazo va a requerir aliados que sean parte del mundo islámico civilizado, porque fráncamente, han estado dejando que mucho de esto ocurriera."

En la entrevista de New Hampshire, dijo: "Ha habido un segmento del Partido Republicano que ha sido entusiasta con toda guerra, estando indiscriminadamente a favor de implicarse en todos los puntos calientes del mundo. Hay algunos en nuestro país que, si de ellos dependiera, ahora tendríamos tropas en 15 países. No creo que el Partido Republicano defienda eso, no creo que el pueblo americano defienda eso."

Sin embargo, rechazó que le llamen "aislacionista"  - No soy un aislaiconista pero tampoco soy un intervencionista, le gusta repetir - y dijo, "Creo que el ISIS es ahora una amenaza, y tenemos que hacer algo."

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Tres gobernadores tantean el terreno

Bobby Jindal habla subido a un carro de madera adornado con banderitas, calabazas y fardos de paja en una granja de Stratham, New Hampshire. (Foto: @BobbyJindal)

- El Gobernador de Louisiana Bobby Jindal (R) ha completado su segundo viaje del año a New Hampshire.

El sábado apareció en la fiesta de la guindilla de un grupo de mujeres republicanas en la región costera, en una house party en Stratham, en un picnic republicano en Dover, y en la gala del Partido Republicano del condado de Hillsborough (Nashua).

Nosotros conocemos a Jindal porque somos unos frikis, pero para la mitad de los votantes de New Hampshire, al igual que para la mayoría de estadounidenses, Jindal sigue siendo un completo desconocido - Louisiana queda demasiado lejos de casi todos los sitios. La lógica dice que necesitará de un milagro para adelantar a sus rivales más célebres - Chris Christie, Rand Paul, Marco Rubio, etc. - pero lo mismo se decía hace cuarenta años de un tal Jimmy que compartía con Jindal un fuerte acento sureño.

En el picnic de Dover, el gobernador de Louisiana tuvo ocasión de conocer a algunos políticos importantes del estado de granito. Allí estaban, por ejemplo, el ex Gobernador John Sununu (ver foto), y los tres hombres - Scott Brown, Bob Smith, y Jim Rubens - que ayer se enfrentaron en la primaria republicana para ser el candidato al Senado - como se esperaba, ganó Brown.

Tres días antes de la primaria, Jindal les dijo que permanezcan unidos antes y después de la votación, informa el Union Leader"No importa quién gane, nuestros candidatos son mejores que sus candidatos," dijo refiriéndose a los demócratas, a los que acusó de querer "redefinir el sueño americano."

La unidad de los republicanos fue uno de los temas tocados por Jindal, pero la parte central de su discurso fueron las críticas contra Obama en dos asuntos en los que el gobernador de Louisiana puede presumir de tener experiencia práctica: el Common Core y la inmigración.

Alardeó de haber presentado una demanda contra el gobierno federal por manipular subsidios para obligar a los estados a aplicar patrones educativos y exámenes estandarizados, lo que definió como "una compra de los currículums" por parte del gobierno federal. "Este Presidente necesita seguir las leyes y la Constitución," dijo de Obama."Esa es una decisión que debe tomarse a nivel local."

En materia migratoria, contó cómo la llegada de indocumentados está generando "una crisis humanitaria" en Louisiana y acusó a Obama de no proteger la frontera y de hacer electoralismo con la inmigración.

Jennifer Horn, presidenta del Partido Republicano de New Hampshire, que fue la encargada de presentar a Jindal en el picnic, declaró al Union Leader que el gobernador ha sido "bien recibido" en el estado. "El Gobernador Jindal es un líder fuerte, en especial en los ámbitos de la política fiscal responsable y la educación," dijo.

"Es joven, es fresco y tiene fuertes valores familiares, y eso es importante para todos," dijo Catherine Cheney, una mujer que compite por un escaño en la Asamblea Estatal de New Hampshire y que tuvo ocasión de conocer a Jindal el sábado. "Creo que conseguirá mucho apoyo aquí arriba en Nueva Inglaterra."

Matt Mayberry, director de eventos del Partido Republicano del condado de Strafford, cree que la lucha contra el Common Core puede ser una buena causa para que el candidato pueda crecer. "El Common Core funciona aquí en New Hampshire. Funciona en Massachusetts. Funciona en Maine. Funciona en Vermont."

Martin O'Malley en un local demócrata en Iowa City, Iowa. (Foto: @GovernorOMalley)

- El Gobernador de Maryland Martin O'Malley (D) siempre encuentra un hueco para viajar a Iowa. Este fin de semana hizo su tercer viaje al estado desde que en junio se dirigió a la convención demócrata estatal. El domingo participó en una recaudación de fondos y un encuentro con votantes en Iowa City a favor del candidato demócrata a gobernador, Jack Hatch.

Hatch tiene trabajando en su campaña a tres asesores prestados por O'Malley que cobran de O' Say Can You See, el comité de acción política del gobernador de Maryland. Otros dos consultores de O' Say Can You See acaban de integrarse en la campaña del candidato a secretario de Estado de Iowa, Brad Anderson. Es evidente que O'Malley está tratando de tejer una red de contactos y alianzas en el estado, y eso se hace con una finalidad: presentarse a las presidenciales.

Aparte de Iowa, O'Malley visitó también Illinois para ayudar al Gobernador Pat Quinn que lo tiene crudo para ganar la reelección este año, y Wisconsin para apoyar a la candidata demócrata a gobernadora, Mary Burke.

En todas sus paradas puso el énfasis en la subida del salario mínimo porque es un argumento muy popular entre las bases demócratas y porque es una de las medallas que se ha colgado recientemente en Maryland - consiguió hace poco que la Legislatura de Maryland aprobase subir el salario mínimo de 7.25 dólares la hora a 10.10 dólares la hora.

La semana pasada conocíamos gracias a The Wall Street Journal que O'Malley ha asegurado a donantes y recaudadores que se presentará a las elecciones haga lo que haga Hillary Clinton. Pues David Catanese (US News & World Report) es escéptico y está dispuesto a lanzaros un cubo de agua fría a los que todavía mantenéis la esperanza de que Clinton tendrá algún rival serio en las primarias demócratas y que ese rival puede ser O'Malley por ser quien más se está moviendo.

"Para entender el significado de esas declaraciones, es importante recordar una de las primeras reglas del club de lucha presidencial: nunca señales que tu decisión se verá afectada por la entrada de otro candidato en la pelea. Eso indica debilidad y timidez, una inmediata bandera roja para los perspicaces donantes," escribe Catanese.

"Desafíe o no de verdad O'Malley a Clinton en las primarias, él tiene que indicar a los grandes recaudadores del partido que lo hará. Mientras recorría el país, el gobernador ha tenido cuidado de no criticar a Clinton o de no entrar en comparaciones con ella en público, pero en privado debe demostrar una voluntad de hierro y una ambición inquebrantable. Los financieros más preciados de la política no esperan menos de un aspirante a candidato."

Concluye: "Si Clinton aprieta el gatillo de una candidatura a la Casa Blanca en 2016, parece altamente improbable que O'Malley libre una campaña contra ella. Incluso aunque lo vea como un campo en el que puede aumentar su popularidad, se vería forzado a tomar decisiones duras sobre cuán agresivamente marcar contrastes con Clinton. ¿Tendría ganas de lanzar ataques directos? ¿Demandar más debates de primarias? ¿Desafiar esas llamadas de los camaradas de los Clinton para que se haga a un lado para que ella pueda concentrarse en la batalla de las elecciones generales?"

Mike Pence (en el centro) viajó el lunes a Iowa acompañado de más de 30 líderes empresariales de Indiana. (Foto: @GovPenceIN)

- "El motivo está claro. La cosa va de desarrollo económico," dijo un asesor de Mike Pence (R) para explicar la visita del gobernador de Indiana a Iowa, la primera desde que es gobernador. Oficialmente, viajó a Des Moines con otros cinco gobernadores de la región - Scott Walker, entre ellos - para asistir a una conferencia económica de los estados del Medio Oeste con Japón.

Pence tiene fama de ser un as atrayendo inversiones extranjeras a su estado - Toyota, Subaru y Honda tienen fábricas en Indiana - y la cumbre con los japoneses en Iowa se habría debido a esa relación. "El desarrollo económico internacional es un asunto que de hecho le distingue" del resto de potenciales aspirantes presidenciales, dice el mismo asesor. "De modo que, sea o no una presentación ante los votantes de Iowa, ese es un gran asunto para él."

Pero lo que pone de manifiesto que fue algo más que un viaje económico para Pence es que hizo un alto para participar en una recaudación de fondos para la reelección del Gobernador de Iowa Terry Branstad. Su asesor quiso restarle significado diciendo que "los gobernadores suelen hacer campaña por otros gobernadores." Pero caramba, hay decenas de gobernadores republicanos que en noviembre buscan la reelección y Branstad no es precisamente de los que más ayuda necesitan - su ventaja en las encuestas no ha bajado nunca de los diez puntos.

La recaudación de fondos de Branstad fue una oportunidad para Pence de "hacer una audición delante de los activistas del partido que juegan un papel clave en el caucus de Iowa," dice Timothy Hagle, un profesor de política en la Universidad de Iowa.

"Personas como el Gobernador Pence o el Senador Rob Portman de Ohio no están recibiendo mucha atención ahora mismo pero tienen potencial. Si el pelotón de candidatos no se consolida de forma segura, ellos pueden dar un paso al frente y ser candidatos fuertes. Y la manera de tener potencial es viniendo y dejándose ver en Iowa," dice Hagle a The Indianapolis Star. "Si de repente lo hacen muy bien, eso los sitúa en la pantalla de radar de muchas personas aquí."

Hillary Clinton and Pena Nieto talk as Mexico's FM Meade joins them at the presidential palace in Mexico City
Siguiendo los pasos de Chris Christie - como si estuvieran asesorados por la misma gente, oye -, Hillary Clinton visitó el pasado viernes al Presidente mexicano Enrique Peña Nieto. Después, acudió al foro México Siglo XXI a rendir honores a Don Carlos Slim. Allí, la ex secretaria de Estado coincidió con celebridades internacionales como Antonio Banderas y el gran Ronaldinho Gaúcho. Sería interesante saber de qué hablaron Hillary y Ronaldinho. (Foto: Reuters)

- "Voy a tomar una decisión probablemente después del 1 de enero sobre si voy a presentarme otra vez o no," dijo Hillary Clinton (D) este fin de semana en la Ciudad de México, informa First Read.

En realidad no dijo nada; después del 1 de enero puede ser el 2 de enero como puede ser el 1 de septiembre. De hecho, siendo tan favorita como es para la nominación demócrata no sé si entrar en enero le aporta nada nuevo. Pero la simple posibilidad de que anuncie una decisión en enero ha debido generar un pequeño terremoto en los equipos de sus posibles rivales porque "probablemente forzará al resto del potencial pelotón a reconsiderar su propio calendario de entrada," escribe David Catanese (US News & World Report).

"Asumiendo que Clinton permita conocer sus intenciones en el primer mes del año y asumiendo que decida presentarse, la campaña presidencial de 2016 podría comenzar antes de que la gente haya empaquetado sus adornos navideños.

"En esencia - debido a su posición única en la política americana - una vez que Clinton esté dentro, para otros será difícil esperar.

"Ninguno de sus potenciales rivales de cualquiera de los dos partidos es tan bien conocido y está tan bien investigado como ella. Entre los demócratas, la esperada urgencia por unirse en torno a Clinton solo va a acelerar el redoble de tambores para aquellos como el Vicepresidente Joe Biden y el Gobernador de Maryland Martin O'Malley para que tomen una decisión rápidamente. Si alguno de ellos sigue adelante desafiante, sería una misión suicida esperar mucho tiempo a empezar a reunir personal y a intentar recaudar fondos."

También obligaría a los republicanos a adelantar sus planes, cree Catanese.

"En el ciclo presidencial de 2012, la mayoría del pelotón republicano lanzó comités exploratorios - un vehículo legal que permite a los candidatos tantear el terreno con personal operativo y recaudación de fondos - en marzo y abril de 2011, seguidos de anuncios oficiales en mayo y junio. Pero aquel calendario estaba calculado contra un Presidente titular sin oposición dentro de su partido," recuerda Catanese.

"Un mejor paralelismo es mirar atrás a la última vez que hubo una elección abierta a la Presidencia sin un titular [que buscase la reelección]. Eso, por supuesto, fue en las elecciones de 2008.

"El entonces Senador Barack Obama, de Illinois, anunció su comité exploratorio el 16 de enero de 2007. Clinton entró cuatro días después, el 20 de enero.

"Pero a menudo olvidamos que varios republicanos salieron antes que ellos con anuncios extraordinariamente precoces.

"El ex Congresista Duncan Hunter, de California, anunció su comité exploratorio el 30 de octubre de 2006 - una semana antes de las elecciones de medio mandato.

"Es improbable que ningún candidato de los importantes apriete el gatillo tan temprano, pero tanto el Senador John McCain como Rudy Giuliani esperaron solo poco más de una semana después de las elecciones de medio mandato de 2006 para apretar el interruptor de 2008. Giuliani y McCain apretaron el gatillo el 14 de noviembre y el 16 de noviembre de 2006, respectivamente.

"Una entrada tan temprana invitaría a un escrutinio inmediato de la prensa, pero también posicionaría a un candidato para tener los mismos cimientos que Clinton cuando ella haga su esperado anuncio en enero.

"Puede que el mundo político no tenga que esperar ni siquiera al nuevo año para que empiece la siguiente carrera a la Casa Blanca; un contendiente osado podría hacer arrancar las cosas antes de Acción de Gracias."

El principal obstáculo para Hillary será que muchos periodistas ya están cansados de ella. Lo expresó el otro día Chuck Todd, el nuevo presentador de Meet The Press (NBC). "Si se presentase para ser la segunda mujer Presidenta, creo que ni siquiera sería considerada favorita. Se le consideraría solo una candidata más," dijo Todd en el programa de Charlie Rose. "Existe un problema de agotamiento con Clinton, pero existe en la prensa."

Una razón más que poderosa para no entrar demasiado temprano en la campaña. Cuanto antes entre Hillary, antes se aburrirá la prensa de ella y empezará a buscarle alternativas para dar un poco de emoción a la cobertura de las primarias demócratas para tener más audiencia y lectores. Si entra más tarde, el suspense de si se presentará o no mantendrá entretenida a la prensa.

En cualquier caso, la futura, potencial, hipotética campaña de Hillary va tomando forma en lo que a nombres propios se refiere, nos cuenta Maggie Habermann en POLITICO:

"A finales de julio, miembros de un grupo informal de personas que se han estado reuniendo para planear una potencial campaña de Hillary Clinton se reunió en las oficinas de Messina Group en la Calle M de Washington, DC. En la mesa había presente alguien nuevo y muy notable - John Podesta, consejero del Presidente Barack Obama y viejo confidente de los Clinton.

"En más de 20 entrevistas, Podesta fue mencionado repetidamente como la persona con más posibilidades de ocupar el cargo de presidente de la campaña - o jefe ejecutivo u otro papel importante, dependiendo de cómo esté estructurada una potencial campaña - si Clinton se presenta en 2016. El interés en Podesta es un reflejo de la comodidad y familiaridad de los Clinton con él, pero también de su prestigio con los grupos progresistas con los que Clinton ha mantenido a veces una relación tirante...

"La otra persona mencionada frecuentemente como presidente de la campaña por los observadores políticos de fuera de la órbita de Clinton es Tom Niles, un importante adjunto a Clinton en sus días del Departamento de Estado y actualmente ejecutivo de Morgan Stanley. Es una de las pocas personas que se cree que tiene la estatura necesaria para un cargo importante. Pero aunque Niles sea muy respetado en la órbita de Clinton y por los grandes donantes - y probablemente jugaría un papel importante en la campaña -, es descrito por muchas personas como menos adecuado para el puesto de presidente. Eso es en parte porque el trabajo perturbaría su vida privada de un modo que no lo haría con Podesta.

"Instalando a Podesta, que no es conocido por ser cariñoso, en el papel de presidente marcaría un cambio respecto a la manera en que fue seleccionada la persona que ocupó ese cargo en 2008. El presidente de aquella campaña fue Terry McAuliffe, el actual gobernador de Virginia que era un animador y un prolífico recaudador de fondos.

"Con Podesta en el cargo, el de presidente de la campaña será un cargo más operativo, con alguien que ha dirigido organizaciones y para el que en un momento u otro ha trabajado mucha gente de la que actualmente está en Washington. También tiene la habilidad, según varias fuentes, de ser franco con el candidato...

"Los dos nombres más discutidos para el puesto de director de campaña o algún tipo de rol superior son Robby Mook, un respetado operario que actualmente asesora al equipo de Clinton en las elecciones de medio mandato de 2014, según fuentes familiarizadas con su participación; y Guy Cecil, el director ejecutivo del comité de campaña de los demócratas del Senado que gusta mucho a Bill Clinton y tiene vínculos con algunos de los asesores de Hillary Clinton. Los dos son veteranos de su campaña de 2008 y tienen sectores entusiastas entre los 'insiders' de Clinton...

"No hay candidatos claros sobre los que se esté discutiendo para encargarse de las encuestas, los anuncios de televisión o para director de comunicaciones, un puesto crítico para una potencial candidata cuyas relaciones con la prensa han sido vistas siempre como un punto sensible.

"Philippe Reines, asesor y portavoz de Clinton durante mucho tiempo, tendrá un papel en la campaña siempre que quiera, según varias fuentes. Pero ha dicho a sus amigos en años recientes que prefiere un papel estratégico más amplio, en parte porque ya no tiene interés en el trabajo monótono de relación diaria con la prensa.

"Minyon Moore, asesora de Clinton desde hace tiempo, probablemente continuará asesorando a Clinton de alguna manera, como ha hecho desde que Clinton dejó el Departamento de Estado, dicen varias personas. Cheryl Mills y Huma Abedin estarán muy implicadas. Se espera que el ex asesor de Clinton en el Departamento de Estado Jake Sullivan juegue un papel clave en la elaboración de políticas. También se espera que tenga un papel Dan Schwerin, otro asesor.

"La mayoría de los asesores más importantes de Clinton en 2008 han dicho que no tienen interés en volver. Neera Tanden, la actual presidenta de CAP y asesora de Clinton desde sus días en la Casa Blanca y que trabajó en su campaña de 2008, es vista como una de las mejores mentes políticas de su partido, y como un valor que podría jugar un papel clave como asesora externa informal desde donde esté.

"Kiki McLean, que ha estado cerca de Clinton durante décadas y que dirigió las operaciones de la publicación de su último libro, "Hard Choices," también estaría implicada como consultora.

Ace Smith, un veterano operario californiano que ha sido mencionado en informaciones como un potencial asesor, está también bien colocado entre los asesores de Clinton.

"Los cargos de directores financieros también han sido motivo de especulación. Jonathan Mantz, quien trabajó en su campaña de 2008 y es un consultor financiero de Priorities USA, ha sido mencionado como un potencial fichaje para su campaña. La persona con más posibilidades de tener un cargo financiero importante es Dennis Cheng, quien actualmente es el recaudador de la fundación de la familia Clinton.

"Ha habido otros dos nombres mencionados para puestos financieros: Michael Pratt, quien fue director de finanzas de la campaña de Elizabeth Warren al Senado y ahora trabaja para el candidato al Senado por Iowa Bruce Braley, y Jordan Kaplan, el recaudador de fondos del Comité Nacional Demócrata que ha recibido elogios por su trabajo.

"En cuanto al equipo de encuestadores, elegirá Clinton. Mucha gente ha sugerido como posibilidad a Geoff Garin, que trabajó en su última campaña y es muy respetado. Como también lo es Joel Berenson, encuestador de Obama y veterano de dos campañas nacionales exitosas. Otro nombre que se ha mencionado es el de Anna Greenberg, quien ayudó a diseñar la exitosa campaña de Bill de Blasio a la Alcaldía de Nueva York el año pasado."

New Jersey Gov. Chris Christie looks at art work as he visits students at Octavius V. Catto Community Family School Tuesday, Sept. 9, 2014, in Camden, N.J. Later, speaking at a news conference in Camden, Christie said the state government would have no role in either regulating or taxing sports books. He also said he would not encourage or discourage casinos or racetracks to get into the business. On Monday, Christie nevertheless announced a directive that sports betting was no longer illegal in the state, so long as it's not sponsored by the state government. His administration also filed a request with a judge to say that the action is legal. (AP Photo/Mel Evans)
Chris Christie celebró el primer aniversario del 'Bridgegate' asistiendo a la escuela. (Foto: Mel Evans/AP)

- Esta semana se cumplió un año de los hechos que desencadenaron el escándalo del puente George Washington que puso en peligro la ambición presidencial del Gobernador de New Jersey Chris Christie (R).

Aunque sigue lejos del 77% de aprobación que alcanzó hace año y medio, sus números están mejorando; ahora son más quienes aprueban su gestión (46%) que quienes la desaprueban (40%), cuando en primavera era al revés, y una encuesta publicada ayer mismo le da un empate técnico (45%-42%) con Hillary Clinton en New Jersey - ningún republicano ha ganado New Jersey en unas presidenciales desde 1988.

The Star-Ledger recoge las opiniones de los expertos sobre el difícil año de Christie y el impacto del escándalo en sus aspiraciones presidenciales.

El impacto "fue significativo," dice Julian Zelizer, profesor de historia presidencial en la Universidad de Princeton. "Pasó de ser el probable favorito del Partido Republicano a ser un tipo en apuros para superar el escándalo. Ha deslustrado su imagen y generado dudas entre los donantes sobre si puede llegar hasta el final," añade.

"Nunca fue el favorito de los republicanos conservadores," dice el politólogo Larry Sabato. "Pero el 'Bridgegate' le ha complicado las cosas de verdad con la clase adinerada del Partido Republicano, el establishment que estaba a favor de él."

Sabato cree que el escándalo ha tenido "un efecto muy, muy negativo" porque ha cambiado los argumentos de cualquier conversación sobre Christie.

"Erosionó la imagen de hombre capaz de superar el politiqueo e ir más allá de las disfunciones del sistema político que se había forjado después del huracán Sandy," dice Zelizer.

"Creo que lo distrajo totalmente y convirtió a un hombre que era un potencial candidato muy serio en uno al que ya no se ve tan serio," dice Ed Rollins, veterano de las campañas de Reagan y responsable de la campaña de Mike Huckabee en 2008. "No es que no pueda recuperarse," continúa Rollins. "Parecía uno de los dos favoritos. Estaba en lo alto de la lista. Ya no escucho eso." 

Pero al final, lo que importa es que sigue vivo. "Al menos por ahora, la hemorragia se ha terminado," dice Brigid Harrison, de la Montclair State University.

"Ha sobrevivido. Creo que esa es la parte más importante," sentencia Zelizer.

- Más cosas, brevemente:
  • "El hombre más interesante en la política." Así describe POLITICO a Rand Paul (R), al que sitúa en el número uno de su lista The Politico 50 de personalidades de la política. Se refiere a él como "un diferente tipo de republicano," un político "con ideas diseñadas para dar un vuelco al status quo de su partido," que es capaz de parecer "un pacifista amante de las libertades civiles con atractivo para la generación de los 'Milennials'" y al que no le asusta "dejarse ver en mitad del verano en una sala casi vacía en un evento de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP)." Nada que no supiéramos, pero sí una confirmación más de que Paul es el potencial candidato que más ha hecho avanzar su imagen pública en los últimos dos años. La pregunta es, ¿seguirán los medios mostrando esta fascinación por Rand Paul cuando se confirme que puede ganar?
  • Donantes y recaudadores republicanos cuentan que Jeb Bush (R), a través de sus asesores, les ha dicho que no se comprometan con ningún candidato hasta que él tome una decisión, informa The Wall Street Journal"Antes de que hagas algo, háznoslo saber," es el mensaje que han recibido. "Creo que las posibilidades de que se presente son superiores al 50-50, y eso se basa en algunas conversaciones que he tenido con miembros de la familia Bush," dice Jim Nicholson, que fue miembro del gabinete de George W. Bush. "Mucha gente está esperando a ver lo que hace papá," dice Jeb Jr., el hijo pequeño del ex gobernador de Florida. "Hay mucha presión para que se presente," añade. Como Hillary en el lado demócrata, Jeb entraría en las primarias republicanas con enormes ventajas pero con un pesado equipaje. "Ambos tendrían que hacer equilibrios para enfatizar su experiencia considerable y presentar una visión de futuro, mientras tienen que defender sus historiales y litigar con sus pasados," dice el consultor demócrata Mike Feldman. "No es que Jeb entre y despeje el pelotón, pero su seriedad y su red recaudatoria lo convierten en un contrincante de primera clase," dice el consultor republicano Dave Carney. "Indudablemente, tiene mucha gente ahí fuera que le debe favores si decide jugársela," dice Mike Hanna, quien trabajó en las campañas de Jeb en Florida.
  • El Gobernador de Massachusetts Deval Patrick (D) abre las puertas a la exploración de una candidatura presidencial, aunque parece estar pensando más en el 2020 que en el 2016. "Puede, pero no inmediatamente," dijo al ser preguntado sobre sus intenciones en la WCVB-TV de Boston. "Hay muchas personas que me han pedido que me lo piense," dijo. "No me hago ilusiones. Es una gran decisión, no solo para mí sino para mi familia." La mejor prueba de que tiene el gusanillo presidencial es que aprovechó para darse autobombo. "Diré que después de haber dirigido Massachusetts durante la peor crisis económica de nuestro tiempo y durante un ataque terrorista, ser los primeros de la nación en educación, cobertura sanitaria, servicios a veteranos y tecnologías limpias y demás, es un buen historial de gestión," dijo.
  • Jon Huntsman (R) se autodescarta como candidato presidencial en 2016. Informa Associated Press que el ex gobernador de Utah respondió con "un NO rotundo" cuando el pasado miércoles le preguntaron si estaba planeando un segundo intento por alcanzar la Casa Blanca. Huntsman entró con muy altas expectativas en la carrera presidencial republicana en 2011, como una mezcla entre cool y misterioso, pero pronto entendió que terminaría lamentando el haber aceptado un puesto de embajador de Obama en lugar de haber permanecido en Utah promulgando políticas conservadoras.
  • Larry Sabato, politólogo de la Universidad de Virginia, ha actualizado su famoso ránking de presidenciables republicanos y demócratas de 2016 (podéis verlo aquí). Como siempre, habrá quien esté de acuerdo y quien no.
  • The Dallas Morning News nos cuenta detalles de la intrahistoria de por qué Dallas perdió frente a Cleveland la competición por albergar la convención republicana de 2016. El empresario Ray Washburne, el principal valedor de la candidatura de Dallas, que parecía la más poderosa, escribió en un email en el mes de julio: "Fue extremadamente frustrante porque teníamos una oportunidad pero fue todo politiqueo. El Senador Portman y el Gobernador Kasich, que a ambos les gustaría presentarse a Presidente, presionaron mucho al comité."
  • Es todo por hoy. Buenos días.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Presidenciables en los talk-shows domingueros

Ex Gobernador Mitt Romney (R-Massachusetts) en Fox News Sunday



Aquí tenemos a Mitt Romney protagonizando un talk-show dominguero en el primer domingo del mes de spetiembre de 2014, el primer domingo de la nueva temporada política. ¿Sospechoso en alguien que ha dado por concluida su carrera política, verdad?

Y no es su única intervención esta semana. El viernes escribió un artículo de opinión en The Washington Post criticando al Presidente Obama por haber recortado el gasto militar.

Hoy ha vuelto a azotar a Obama - quien a la misma hora estaba en Meet The Press (NBC) prometiendo perseguir a los terroristas y admitiendo que había sido un error estar jugando al golf este verano en medio de varias crisis nacionales e internacionales, y anunciando que lo resolverá todo con un discurso el miércoles - por una reciente rueda de prensa en la que el Presidente dijo que no hay una estrategia para enfrentarse al Estado Islámico. "Antes de poder tomar una acción decisiva, necesitas hablar de forma decisiva," ha dicho Romney. "Creo que el Presidente verdaderamente ha perdido el contacto con la realidad de lo que está ocurriendo en el mundo," ha añadido, declarando que "no hay duda" de que él hubiera sido mejor Presidente que Obama y sería mejor que Hillary.

Conocíamos al Romney que hablaba de su historial en los negocios y que presumía de estar mejor preparado que nadie para manejar la economía y crear empleos. Sorprende, sin embargo, este nuevo Romney volcado en la política exterior, de la que rehuyó en su campaña de 2012 - salvo una gira por Inglaterra, Polonia e Israel en mitad de la campaña y el obligado debate televisado de otoño sobre la política exterior, Romney evitó hablar de los asuntos exteriores en 2012. Esto refuerza la impresión de que, aprovechando que en las pocas cosas que dijo sobre los asuntos mundiales parece haber terminado teniendo razón, está enmendando o perfeccionando el manual de estrategia de su última campaña ¿para volver a tener una oportunidad?

"No me presento. No planeo presentarme," ha repetido hoy al ser preguntado sobre el 2016. "Mi tiempo llegó y pasó. Tuve esa oportunidad, me presenté y no gané."

Puede que esté siendo sincero, o que lo esté siendo a medias, es decir, no planea presentarse pero se mantiene a la expectativa y hace saber que está ahí.

"Creo que la única cura para la fiebre presidencial es el líquido para embalsamar," dijo hace unos días Pat Buchanan, advirtiendo que solo la muerte calma la ambición por ser Presidente. Buchanan sabe de esto porque buscó la nominación presidencial republicana dos veces - en 1992 y 1996 - y dio la campanada en New Hampshire en su segundo intento. Grover Norquist ya dijo algo parecido hace tiempo - "La ambición por ser Presidente de EEUU es como la malaria: una vez que la coges, nunca se va del todo." 

"No hay duda de que Jeb Bush, Chris Christie y Mitt Romney están en el grupo o categoría de candidato del establishment que pasará a la ronda final," dijo Buchanan el viernes en The McLaughlin Group. "Realmente no veo que Bush tenga la motivación o el impulso interior. Y creo que entonces, te queda Mitt Romney contra alguien como Cruz, o alguien así, y creo que esa será la ronda final. Y creo que Mitt sigue con eso en su corazón, con hacer esta cosa."

Una encuesta de Manta Survey indicaba esta semana que Romney es el favorito de los pequeños empresarios - las que se conocen como las empresas de Main Street, empresas con menos de 500 empleados - para el 16 por delante de Rand Paul y Hillary Clinton. El idilio viene de lejos; en 2012, la campaña de Romney hizo suyo el lema "Nosotros forjamos nuestro negocio"  que llegó a tener incluso un lugar destacado en la convención.

Se calcula que la mitad de los empleos del sector privado en EEUU son en pequeñas empresas.

Senador Marco Rubio (R-Florida) en Face The Nation (CBS)



Marco Rubio ha juazgado como electoralista la decisión - o indecisión - de Obama de aplazar sus cacareadas medidas ejecutivas en política migratoria y le ha acusado de haber cometido "mala praxis presidencial" con sus bandazos en política exterior.

El propio senador por Florida ha ido matizando su postura en el último año según lo que era más conveniente en cada momento - el año pasado era reticente a implicarse más, ahora anima al Presidente a bombardear posiciones de ISIS en Siria -, pero es un chico avispado - en referencia a Paul y Cruz, ha dicho que otros republicanos empiezan a defender posturas más militaristas en los últimos días, "semanas después" de que él lo hiciera - y hoy ha estructurado una crítica impecable a la falta de liderazgo de la administración:

"[Obama] Se presentó al cargo con la noción de que nuestro interés nacional en Oriente Medio consistía en retirarnos lo antes posible y desconectarnos de la región. Y eso ha sido caótico. Ha llevado a una serie de pronunciamientos políticos y palabras de que si el ISIS eran divisiones inferiores [en enero, en una entrevista a New Yorker, el Presidente de EEUU dijo que ISIS era un grupo terrorista de divisiones inferiores], que si está estableciendo líneas rojas que no se hicieron cumplir... Todas estas cosas han sido dramáticamente contraproducentes para nuestra política exterior, y creo que han creado un daño generacional de gran significado a la reputación de los Estados Unidos. Y esto ha continuado esta semana. Llegan mensajes contradictorios desde la administración. No tienen una estrategia. ¿Los vamos a contener, o los vamos a derrotar? El Vicepresidente dice que vamos a perseguirles hasta las puertas del infierno, pero el Presidente dice que simplemente los vamos a contener... Nuestros aliados también están viendo esto. Y están llegando a la conclusión de que la política exterior americana está en manos de alguien que no sabe lo que está haciendo."

Es un ejemplo de su buen dominio de los medios. Al igual que Obama en su momento - cuando le ganó las primarias demócratas a Hillary por el 'mérito' de no haber estado en el Senado cuando se votó para autorizar la guerra de Iraq -, o Pedro el Guapo - un muñeco de ventrilocuo que se está vendiendo bien en España este verano -, Rubio es el candidato para el que todo consultor político sueña con trabajar porque facilita mucho la tarea a sus asesores. Tiene imagen, oratoria, buena adjetivación y, por encima de todo, es disciplinado - a pesar de dar entrevistas con mucha frecuencia en todos los medios, nunca ha utilizado una palabra inconveniente y rara vez ha pisado un charco. Además, tiene olfato para identificar en cada momento lo que más le conviene. Todo lo que hace y dice parece tener una motivación electoral en clave 2016.

Josh Kraushaar destaca en National Journal esas aptitudes de estratega: "Ha medido sus posiciones en función del estado de ánimo dominante de forma más efectiva que ningún otro republicano. Luchó por la reforma migratoria el año pasado cuando los republicanos pensaban que era clave para el destino a largo plazo del partido, y ahora enfatiza el enfoque unilateral de la administración Obama para explicar por qué ya no apoya ese esfuerzo. A pesar de ser desde hace mucho tiempo un halcón en política exterior, rompió con los Senadores John McCain y Lindsey Graham para poder unirse a la mayoría de los republicanos negándole al Presidente la autorización para usar la fuerza contra Siria. Y como protegido de Jeb Bush, apoyó las reformas educativas estatales que establecían unos estándares altos a las escuelas, pero se declaró en contra del currículum del 'Common Core' cuando las bases conservadoras se levantaron contra los estándares federales específicos.

"A los reporteros políticos nos gusta utilizar una palabra que sirve para todo, "establishment," para describir a la clase dirigente del Partido Republicano, pero es importante diferenciar a los líderes del partido y a los donantes de las altas finanzas de los estrategas que asesoran a las campañas. Rubio es un producto de esto último - del influyente grupo de consultores del partido. Sobre el papel, Rubio cumple todas las condiciones por las que suspiran los operarios electorales - es joven, hispano, telegénico, habla bien tanto sobre temas domésticos como sobre política exterior. Y a diferencia de muchos de sus potenciales rivales, ha estado expresando sus ideas políticas centrándose en la clase media, la seguridad económica, la reforma educativa, y los argumentos clásicos de los valores americanos. Esos también resultan ser los asuntos que los votantes indecisos citan entre sus preocupaciones."

Pero existe un inconveniente, y es que puede terminar siendo un candidato demasiado al uso, demasiado políticamente correcto, demasiado de serie.

"Su valor como candidato presidencial se ha estancado en el último año, y es en parte porque ha escogido el camino seguro y convencional," escribe Kraushaar. "Sus potenciales rivales republicanos Rand Paul y Paul Ryan han dedicado el verano a hablar de la pobreza, un asunto que es inusual que los republicanos promuevan, pero uno que les ha hecho ganar puntos en liderazgo por desafiar los dogmas de su partido. Rubio ha dado discursos eficaces sobre política económica, pero los gobernadores del partido - John Kasich de Ohio, Scott Walker de Wisconsin, Chris Christie de New Jersey, entre ellos - pueden de hecho señalar a sus currículums de logros como ejecutivos. Incluso en política exterior, su fuerte en el abarrotado pelotón republicano, su juventud no transmite la misma sensación de seriedad que puede que los votantes busquen."

Kraushaar lo define como "la paradoja de Rubio." Se trata de que "por un lado, el senador está más en sintonía con el estado de ánimo del público que ningún otro republicano mencionado como aspirante en 2016. Por otro lado, satisfacer la naturaleza caprichosa de los votantes es una tarea poco agradecida."

Por eso, si se presenta a Presidente, el gran reto para Rubio será demostrar si puede ser un estadista además de un buen estratega, porque aunque la experiencia de la campaña de Obama en 2008 dice que lo mejor para alcanzar la Presidencia es no haber hecho absolutamente nada en el Senado aparte de jugar al baloncesto en el patio, su bochornosa incompetencia una vez en el Despacho Oval demuestra que para ser Presidente se requiere algo más que oportunismo, buenos discursos y una biografía cautivadora.

"Desde que derrotó sorpresivamente a Charlie Crist en la primaria senatorial republicana de 2010, Rubio se ha ubicado en ambos lados del margen entre el Tea Party y el establishment, amparándose en su biografía para disimular las diferencias," escribe Kraushaar. "Hasta ahora, en el Congreso no ha vuelto a ser tan atrevido como lo fue en su decisión inicial de desafiar a un gobernador titular. Ahora va a necesitar logros tangibles que complementen la variedad de discursos que ha estado pronunciando - y no le haría daño distanciarse algo de su partido mientras lo hace. Si los republicanos capturan el Senado, debería retomar con renovado vigor una versión más muscular de la reforma migratoria, por ejemplo, o traducir algunas de sus ideas sobre la movilidad económica en leyes que puedan ganar apoyo bipartidista. Su reciente presentación de un proyecto de préstamos para estudiantes, con el Senador Mark Warner, de Virginia, es un paso en esa dirección. Pero no le queda mucho tiempo."

Hoy se ha referido a su futuro político cuando Bob Schieffer le ha preguntado qué elegirá en 2016: presentarse a la reelección como senador o aspirar a la Casa Blanca.

"Va a depender de dónde puedo defender mejor una agenda reformista para el siglo XXI que nos permita dar lugar a otro siglo americano," ha dicho Rubio, otra vez utilizando conceptos demasiado estudiados y repetidos.

Ha añadido: "La decisión que tengo que tomar es ¿puedo hacer eso mejor siendo senador o puedo hacerlo mejor presentándome a Presidente y con suerte ganando la Presidencia? Y esa es una cuestión que veré con mayor claridad después de estas elecciones de medio mandato."

Ha dejado una pista, sugiriendo que las probabilidades de una candidatura presidencial aumentan si los republicanos no se hacen con la mayoría en el Senado este año. "Puedo asegurarte esto, que el único lugar desde donde no seré capaz de hacer eso es desde un Senado que siga controlado por Harry Reid. Eso no permite votar sobre nada sustancial o importante," ha dicho.

El otro día os comentaba que los hermanos Koch parecen tener debilidad por Mike Pence. Pues Marco Rubio también está entre sus preferidos. The Nation habla de "la estrecha relación entre el senador y los hermanos Koch, quienes en 2010 dieron más dinero a Rubio que a ningún otro candidato nacional fuera de su estado de residencia, Kansas. Americans for Prosperity, el super PAC apoyado por los Koch, fue uno de los grupos que dieron cobertura a Rubio durante el percance político que sufrió después de su apoyo al proyecto de reforma migratoria del Senado. A cambio, Rubio ha apoyado la agenda de los Koch difundiendo el escepticismo sobre el cambio climático y defendiendo otras políticas antirregulatorias que impulsarían las conclusiones de los Koch. Es uno de los solo cinco senadores que se ha ganado una calificación perfecta de Americans for Prosperity por su historial de votos en el Senado."

Es lo que le comentaba el otro día a nuestro amigo Pedrito. Cuando después de un tiempo en la política por fin descubres que el que financia tus campañas y el que financia a los que te torpedean los mítines para ponerte en dificultades suele ser la misma persona, es cuando entiendes realmente de qué va la política y por qué estás ahí.

Senador Ted Cruz (R-Texas) en This Week (ABC)



"Obama no ha demostrado que se toma en serio a ISIS," ha dicho el Senador Cruz.

"Deberíamos tener una campaña arrolladora, concertada y dirigida para eliminarlos. Iraq debe ser el foco pero el verdadero foco de atención debe ser eliminar a ISIS. En Siria, nuestro objetivo no debe ser resolver la guerra civil."

Ha dicho que el debate que existe dentro del Partido Republicano sobre las diferentes formas de enfocar la política exterior le hace estar más inclinado a presentarse a las elecciones presidenciales de 2016.

"En 2014 y también en noviembre de 2016, el pueblo americano va a estar buscando líderes que quieran trabajar para restaurar el liderazgo de América en el mundo," ha dicho.

Insiste en que el Presidente tiene que pedir la autorización del Congreso si piensa en una escalada militar, porque desconfía que sus prioridades sean otras. En este punto, Cruz se diferencia de Marco Rubio, quien ha escrito una carta a Obama instándole a actuar rápidamente sin la autorización del Congreso. Pero cuando a Cruz se le pregunta si coincide más con la visión de Rand Paul, también marca distancias.

"Es absolutamente cierto que hay un cansancio con las guerras. Estamos cansados de enviar a nuestros hijos e hijas a batallas lejanas durante años," dice, PERO añadiendo, "No creo que el pueblo americano sea reacio a defender América. Simplemente, no les interesa la construcción de naciones."

La entrevista a Cruz se ha hecho en New Hampshire, donde el senador está haciendo campaña a favor de Marilinda García, una joven hija de una italiana y de un estadounidense de ascendencia española que se presenta esta semana a la primaria republicana para ser candidata a la Cámara de Representantes.