miércoles, 17 de diciembre de 2014

Jeb Bush anuncia la formación de un comité exploratorio

Jeb Bush
Jeb Bush. (Foto: Susan Walsh/AP)

Jeb Bush (R) anunció ayer la formación de un comité exploratorio a través de su página de Facebook:
"¡Feliz Navidad y feliz Janucá [la festividad judaica que comenzó ayer]!
Como muchos de vosotros, nuestra familia fue bendecida con la oportunidad de reunirse en las recientes fiestas de Acción de Gracias. 
Columba y yo estamos muy orgullosos de los maravillosos adultos en los que se han convertido nuestros hijos, y nos encantó pasar el tiempo con nuestros queridos tres nietos.
Compartimos buena comida y vimos mucho fútbol.
También hablamos sobre el futuro de nuestra nación. Como resultado de estas conversaciones y de una reflexiva consideración del tipo de liderazgo que creo que América necesita, he decidido explorar activamente la posibilidad de presentarme a Presidente de los Estados Unidos. 
En enero, planeo también establecer un comité de acción política de liderazgo que me ayudará a facilitar las conversaciones con ciudadanos de toda América para debatir los desafíos más críticos que enfrenta nuestra excepcional nación. El objetivo del comité de acción política será apoyar a líderes, ideas y políticas que expandirán las oportunidades y la prosperidad para todos los americanos. 
En los próximos meses, espero visitaros a muchos de vosotros y mantener una conversación sobre la restauración de la promesa de América. 
Os deseo lo mejor a vosotros y a vuestras familias para una feliz temporada de fiestas. Nos veremos pronto.
Adelante, Jeb Bush."
Un comité exploratorio es la herramienta que permite a un potencial candidato estudiar si cuenta con los apoyos políticos y financieros necesarios para sostener una candidatura viable. Alguien apellidado Bush, cuyos contactos vienen de serie por ser hijo y hermano de ex Presidentes, no necesita de un comité exploratorio para certificar que cuenta con los cimientos para ejecutar una campaña nacional factible. Aunque sus asesores digan que no hay una decisión definitiva, un político veterano como él no toca las teclas que está tocando de manera que todos podamos verlo y oírlo, si no está en un 90% convencido de presentarse.

Todo hace sospechar que, con este temprano anuncio - tres meses antes que su hermano hace 16 años -, Bush busca que importantes figuras del Partido Republicano se pronuncien a favor de su posible candidatura y esto obligue a algunos de sus posibles rivales a mantenerse fuera de la carrera o, como mínimo, a pensárselo dos veces antes de entrar.

También busca cambiar la conversación de los últimos días en los medios, que ha girado en torno al pasado de Jeb en la banca de inversiones y ha llevado a comparaciones con la caricatura que se hizo de Romney en 2012 como "el hombre rico al que no le importa la gente corriente." Es la teoría de Chris Cillizza (The Fix), que se declara "estupefacto" con el hecho de que Bush haya sido el primero de los gordos en anunciar sus intenciones.

Pero no todo son ventajas. Ahora Jeb será el objetivo número uno de los ataques de los demócratas y el ala conservadora de su partido. De hecho, las arremetidas ya han empezado y uno de los primeros cubos de agua helada que recibe el ex gobernador de Florida ha venido desde las filas republicanas en el Senado: "No creo que necesitemos a otro Bush, punto," ha dicho el Senador Tom Coburn, de Oklahoma, uno de los principales referentes intelectuales del movimiento conservador en el Capitolio.

El anuncio de Bush ha alterado "tanto a demócratas como a conservadores," en especial a "organizaciones tanto de izquierda como de derecha que ya estaban intentando recaudar fondos," dice la CBS.

"Jeb Bush está empezando a competir por la Presidencia... Pensad sobre cómo fue un Presidente Bush la última vez," ha escrito el Comité Nacional Demócrata en un email de recaudación de fondos en el que pide 10 dólares o más a sus partidarios para "ayudar a los demócratas a derrotarlo."

En el ala más conservadora del Partido Republicano, el Conservative Action Fund (Fondo de Acción Conservadora) ha pedido a sus partidarios que firmen una petición en contra de la potencial candidatura de Bush y que hagan una donación para mantener esa oposición en adelante.

"¿Apoyarás a un nominado que apoya la amnistía para los inmigrantes ilegales, la toma de nuestro sistema educativo por parte de Washington (conocida como Common Core), y que ya está hablando de subir los impuestos?" pregunta un email del Conservative Action Fund. "Si tu respuesta es No o De Ninguna Manera, entonces necesito que actúes ahora mismo antes de que los republicanos nominen a otro perdedor para representarnos en 2016."

Los posibles rivales de Bush en la carrera por la nominación republicana han reaccionado valorándolo como un candidato más entre muchos, aunque todos saben que no lo es.

El portavoz del Senador por Florida Marco Rubio, en apariencia el principal afectado por una posible candidatura de Bush por proceder del mismo estado y ser castellanohablante como él, ha dicho que Rubio "tiene mucho respeto por el Gobernador Bush y cree que sería un candidato formidable."  Sin embargo, desde el equipo del senador se insiste en que "la decisión de Marco sobre si presentarse a Presidente o a la reelección se basará en dónde pueda lograr mejor sacar adelante su agenda para restaurar el Sueño Americano, no en quién más podría presentarse."

A través de un asesor, el Gobernador de Texas Rick Perry, el otro gran perjudicado por la entrada de Bush porque previsiblemente será abandonado por muchos donantes texanos que preferirán sumarse a la causa del ex gobernador de Florida, ha declarado a The Washington Post que aunque Bush se presente, Perry "recaudaría una significativa cantidad de dinero."

La decisión de Bush tampoco afecta a las consideraciones de Mitt Romney, le ha asegurado el ex gobernador de Massachusetts al director de la sección de política de CBS News, John Dickerson.

Según un sondeo de The Washington Post/ABC News, la entrada de Romney supondría un verdadero problema para Bush porque compiten por los mismos votantes y éstos se sienten más en deuda con Romney; sin Romney, Bush obtiene el 15% de los apoyos republicanos frente al 11% de Rand Paul; con Romney en el pelotón de candidatos, Bush baja al 10% y queda lejos del 20% que alcanza el ex gobernador de Massachusetts.

Rand Paul, que no ve afectados sus planes con la entrada de Bush, ha declarado al reportero Michael C. Bender que "cuantos más, mejor." Y es que para el senador por Kentucky, cuantos más candidatos del ala del establishment se presenten, mejor. No obstante, ningún presidenciable ha reaccionado con mayor rapidez que Paul, cuyo comité de acción política ha comprado un anuncio en Google; desde ayer, cuando haces una búsqueda sobre Jeb Bush en Google, te sale un enlace a RandPAC con el lema "Necesitamos líderes que se enfrenten al Common Core."

El anuncio ha tenido "el impacto estratégico deseado por Jeb en el resto del pelotón," que no esperaba una acción tan prematura, opina el consultor republicano Rick Wilson en ABC. Wilson cree que el paso dado por Bush perjudica sobre todo a Chris Christie - que pensaba esperar hasta primavera - y Mitt Romney por el impacto que tendrá entre los grandes donantes; Christie y Romney son, al igual que Bush, candidatos que siguen el libro de estrategia tradicional, dice Wilson, y eso los vuelve demasiado dependientes del mismo tipo de donantes. Wilson no cree, en cambio, que sea tan perjudicial para Rubio porque "los jóvenes que han participado en el sistema de primarias contemporáneo como Marco entienden que tienes que tener una estretagia de comer lo que matas y de vivir del fruto de la tierra."

domingo, 14 de diciembre de 2014

Jeb Bush deja la mayor pista hasta ahora de que se presenta



En This Week (ABC) e Inside Politics (CNN) han discutido esta mañana sobre la última pista, la más clara hasta ahora, que indica que Jeb Bush (R) se postulará a la Presidencia: el anuncio de que hará públicos 250,000 emails de su etapa como gobernador de Florida (1999-2007) y escribirá un libro electrónico recordando ese mismo período que saldrá en 2015.

"Una de las cosas que voy a hacer mientras completo este proceso es publicar todos mis emails y escribir un libro electrónico, ha sido divertido volver atrás y pensar en esto, recordarme a mí mismo que si te presentas con grandes ideas y luego eres fiel a esas ideas y tienes la oportunidad de servir e implementarlas y hacerlo con pasión y convicción, puedes conseguir cosas importantes," dijo Bush ayer a Glenna Milberg, de la WPLG, un filial de ABC en Miami.

Ed O'Keefe, Nia-Malika Henderson y Robert Costa, de The Washington Post, y Julie Hirschfeld, de The New York Times, hablando en Inside Politics, han coincidido en que es una pista clave de que su cabeza está ya en modo candidato y que busca meter presión a Hillary Clinton, así como refrescarles la memoria a los republicanos que hayan olvidado que fue un gobernador conservador.

Si Jeb se presenta, ¿se convierte automáticamente en favorito para la nominación republicana? Newt Gingrich cree que Jeb sería uno más en el grupo de "10 o 12 candidatos" y espera que se presenten "al menos cinco gobernadores que pueden recaudar dinero real." Laura Ingraham, más realista, cree que solo "va a haber un candidato del ala del establishment" y los demás serán candidatos insurgentes del ala más extremista. "Si Jeb tiene todo el dinero, si Jeb tiene toda la red de los Bush, que es muy poderosa, no me importa lo que digan, va a quedar un conservador para desafiarle. ¿Cinco? Muy difícil," ha dicho Ingraham en This Week.

Bush visitará mañana Carolina del Sur para dar el discurso de graduación en una universidad. Será su segunda visita en los últimos dos meses al estratégico estado que alberga la primera elección primaria sureña en el proceso de nominación presidencial.

Philip Rucker y Matea Gold escribieron el viernes en The Washington Post que el ex gobernador de Florida podría declarar sus intenciones - probablemente la formación de un comité exploratorio - "en las próximas semanas" para disuadir a otros grandes nombres y porque "para Bush, según sus aliados, esperar hasta primavera para decidir sobre una campaña acarrearía serios riesgos."

Republicanos cercanos a Bush dicen que "han llegado a la conclusión de que es casi seguro que se presenta," escriben Rucker y Gold. Cuando se le pide que dé una razón por la que podría no presentarse, un confidente del ex gobernador dice que "no veo ninguna." Otro confidente dice que Jeb no está jugando a las intrigas y que "lo sabremos en un mes."

El multimillonario texano Ray Washburne, responsable de finanzas del Comité Nacional Republicano (RNC) declara al Post que Jeb "es el gran elefeante en la sala," insinuando que si se presenta, será difícil que los pesos pesados de la recaudación de fondos no se sumen a su causa.

Y Mel Sembler, ex embajador y amigo de la familia Bush, dice: "Creo que vamos a ver a Jeb presentándose."

El panel de rumores de This Week (ABC) también ha comentado la creciente presión para que la Senadora Elizabeth Warren (D-Massachusetts) se presente a las primarias presidenciales demócratas - a la iniciativa de MoveOn se ha sumado una carta abierta de más de 300 antiguos trabajadores de las campañas presidenciales de Obama pidiendo a Warren que considere una candidatura presidencial.

Michael Smerconish, corresponsal de CNN, cree que  "la Senadora Warren plantea un desafío letal para la Secretaria Clinton en un proceso de primarias y caucuses." Para Smerconish, lo que Hillary necesita en las primarias es un rival menor que le permita tener una puesta a punto, un calentamiento antes de las elecciones generales, para entendernos, "un Bernie Sanders." Elizabeth Warren "es un verdadero problema."

La entrada de Warren, todavía improbable, desactivaría automáticamente cualquier pretensión, si es que la tiene, del otro hijo favorito de los demócratas de Massachusetts: el Gobernador Deval Patrick (D).

El gobernador saliente de Massachusetts, afroamericano, ha hecho hoy su segunda aparición de las últimas dos semanas en un programa político dominical, al calor de las reivindicaciones de la minoría afroamericana que ayer marchó en varias ciudades reclamando justicia.

En State of the Union (CNN), Patrick no ha mencionado el 2016 pero ha repetido que tiene una lección para los demócratas: perdieron las elecciones de medio mandato porque no defendieron sus ideas. "Los demócratas no defendimos nada," ha dicho. Los demócratas que perdieron se limitaron a decir, "mirad, no somos tan malos como los otros." Según Patrick, los demócratas ganan cuando tienen el valor de explicar sus ideas.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Los donantes republicanos buscan converger en un mismo candidato; La izquierda multiplica sus esfuerzos para reclutar a Warren

Former Massachusetts Gov. Mitt Romney, right, sits with former Florida Gov. Jeb Bush aboard his campaign plane on October 31, 2012 en route to Miami, Fla.
Jeb Bush y Mitt Romney durante una gira electoral por Florida en 2012. En 2016 pueden competir por los mismos votos y los mismos dólares.

- Un grupo de donantes de la élite republicana está intentando ponerse de acuerdo para apoyar a un mismo candidato de centro derecha - citan a Romney, Bush y Christie -, informa The New York Times. Quieren evitar unas primarias caras en las que se vean obligados a escoger entre bandos enfrentados porque no quieren malgastar el dinero y creen que el candidato saldría debilitado.

Es una postura inteligente, pero Francis Wilkinson, de Bloomberg View, cree que no es "ni remotamente posible" que consigan ponerse de acuerdo sobre un único candidato y convencer a los otros dos para que no se presenten.

"Tiene sentido intentar limitar la guerra interna en el partido. Los tres potenciales candidatos del establishment - el ex Gobernador de Florida Jeb Bush (R), el Gobernador de New Jersey Chris Christie (R) y el nominado republicano de 2012 Mitt Romney (R) - competirían presumiblemente por los mismos donantes y votantes si todos ellos entrasen en la carrera. Pero cada uno de los tres tiene sus propias ambiciones personales, su colección de leales, fortalezas individuales e institucionales, y defectos potencialmente fatales. ¿Por qué dos de estos candidatos deberían ceder ante un tercero? ¿Y qué hay del Gobernador de Wisocnsin Scott Walker? ¿Y del Gobernador de Ohio John Kasich? ¿Y del Senador por Florida Marco Rubio? Si se presentan, también dependerán en cierto grado del apoyo del establishment," razona Wilkinson.

Y añade: "Si eres un gran donante republicano o un ambicioso recaudador, ¿detrás de quién te pondrías? ¿Y cómo convences a donantes rivales de que se unan a ti? No hay un favorito entre los tres, no hay un argumento imperioso a favor de ninguno en particular. Lo que significa que no hay un argumento imperioso para conseguir que 'insiders' republicanos que representan a varias industrias, regiones y lealtades personales abandonen su apuesta personal por un candidato y apoyen a un candidato diferente."

Para Wilkinson, los únicos que pueden despejar el camino "son los propios candidatos." Y ese suele ser precisamente "el propósito de las primarias."

Se sabe que Romney mantuvo reuniones la semana pasada en Nueva York con patrocinadores financieros de sus anteriores campañas que "dejaron a uno de los asistentes convencido de que se presenta a Presidente otra vez en 2016," escriben Linette López y Hunter Walker en Business Insider bajo el título "El círculo de confianza de Romney está convencido de que se presenta."

Entre los asistentes a las reuniones estuvieron el presidente de Time Warner, Stephen Ross, el dueño de los New York Jets, Wooddy Johnson; y gente del sector de los fondos de inversión, como Julian Robertson y Paul Singer.

El Insider revela también que Romney se reunió en secreto con Christie hace unos días sin que se sepa de qué hablaron.

Una fuente resume para POLITICO el contenido de las reuniones del ex gobernador de Massachusetts con sus antiguos donantes:  "Les dice que no se comprometan con un candidato que no sea su primera opción y que no les entusiasme. No cree mucho en el actual pelotón de candidatos y no cree que esté cuajando. Todavía se ve a sí mismo como el líder del ala del establishment del Partido Republicano."

"Definitivamente, hay un cambio en su mensaje [está más inclinado a presentarse]," añade la fuente. "No cree que les deba nada a los Bush y no cree que Jeb sea el líder de facto del Partido Republicano."

Los donantes que estén dispuestos a esperar a Romney van a tener un problema en los próximos meses porque lo que está claro es que éste no va a tomar ninguna decisión hasta el verano, señala Nicholas Confessore en The New York Times"Muchos donantes dicen que creen que Romney probablemente espere hasta finales de verano para decidir si entra en la carrera, mientrras que Christie podría tomar una decisión mucho antes. Eso podría dejar a los recaudadores de élite - que ya compiten por su posición en las probables operaciones financieras de las campañas - en una posición incómoda si Romney no se presenta," escribe Confessore.

Christie cuenta con el apoyo incondicional de Ken Langone, quien tiene una cuenta corriente de 2,100 millones de dólares. Langone dijo ayer en CNBC que hará "todo lo posible" por ayudar a que Christie sea elegido Presidente. "América está preparada para la verdad y la conversación directa," dijo elogiando el estilo franco de Christie.

El gobernador de New Jersey se recupera del escándalo del puente George Washington que a comienzos de año hizo dudar a algunos donantes de que pudiera ser un candidato viable y ha subido del quinto al segundo puesto en el ranking semestral de presidenciables republicanos de The Fix porque "pocas personas han salido más contentas que Christie de las elecciones de noviembre" después de demostrar su capacidad como presidente de la Asociación de Gobernadores Republicanos logrando que el GOP gobierne en 31 de los 50 estados. Pero puede que sea tarde para convencer a los otros dos, en especial a Jeb Bush, de que ya no se les requiere para salvar la situación.

Cada vez son más quienes piensan que Bush se va a presentar y que podría anunciar su decisión antes de lo que pensamos, informa la filial de ABC en Fort Myers.

Marc Caputo, del Miami Herald, ve varias señales que indican que Bush se presenta. Una de ellas es que a diferencia de lo que hacía cuando era gobernador (1999-2007), últimamente "Bush evita a la manada de reporteros. El tipo que una vez alardeó de que podía decir la verdad porque no se estaba presentando a nada" ahora se esconde.

"En marzo, cuando Bush dio un discurso en un evento empresarial de Broward Workshop en Davie, jugó al escondite con la prensa. Escapó por una puerta trasera del Signature Grand. Y el martes, después de un discurso en el comité de acción política Democracia EEUU-Cuba en el Hotel Biltmore de Coral Gables, Bush esperó hasta que la prensa no estuviera mirando y se fue," escribe Caputo.

Otra señal es su evidente pérdida de peso. "Bush no ha estado nunca obeso, pero a sus 61 años y 1,93 de altura había ganado un poco más peso de lo deseado. El martes se le vio más esbelto que en años. Una fuente dice que tiene un nuevo entrenador personal y ha perdido 7 kilos en las últimas semanas," escribe Caputo.

Pero el indicio más claro es que el ex gobernador de Florida no descansa. Concluidas las elecciones de medio mandato, en las que hizo campaña a favor de varios candidatos republicanos, Bush ha seguido dando discursos importantes, como el que dio sobre educación hace dos semanas en Washington. Y se sabe que está contactando con personas concretas que pueden serle de ayuda en caso de postularse como candidato: su ex jefa de gabinete Shally Bradshaw ha mantenido conversaciones sobre una potencial campaña con Rob Collins y Liesl Hickey, directores ejecutivos de los comités de campaña de los republicanos del Senado y de la Cámara de Representantes, respectivamente, y el propio Bush ha hablado con Lindsey Graham, senador por Carolina del Sur, un estado de peso en las primarias, y con el director financiero de las campañas de Mitt Romney, Spencer Zwick.

- El grupo izquierdista MoveOn lanzó el martes un sondeo para medir el interés que existe entre sus miembros por reclutar como candidata presidencial a la Senadora por Massachusetts Elizabeth Warren (D). En 24 horas, el 80% de los miembros de la organización respaldaron la idea, por lo que MoveOn emitió ayer un comunicado en el que declara que sus miembros "han hablado claro y hoy estamos poniendo todo nuestro peso detrás de la campaña 'Run Warren Run' (Preséntate Warren preséntate) para demostrar a la Senadora Warren que tiene el apoyo de millones de americanos de todo el país."

MoveOn puso en marcha una petición de firmas para reclutar a Warren que en las primeras tres horas ya había logrado reunir 25,000 firmas.

Otro grupo progresista, Democracy for America, fundado en 2004 como una extensión de la campaña presidencial de Howard Dean, prometió que se unirá a la iniciativa de reclutar a Warren después de que la mayoría de los 8 millones de miembros de MoveOn se mostraran a favor.

Es la primera vez en los 16 años de vida de MoveOn que organiza una votación de estas características. El grupo promete atender el deseo de sus miembros de ver una candidatura presidencial de Warren con una operación que incluirá la apertura de oficinas en Iowa y New Hampshire, la formación de un "ejército nacional de voluntarios" a favor de Warren, y la inversión de al menos un millón de dólares en anuncios de televisión en una primera fase.

La directora de acción política de MoveOn dijo en el comunicado que "iremos con todo a animar a la Senadora Warren a que lleve a la Casa Blanca sus ideas y su historial de lucha con uñas y dientes a favor de la gente trabajadora y la clase media."

"Hay demasiado en juego como para tener cualquier cosa que no sean nuestros mejores candidatos," dice Ilya Sheyman. "Estamos preparados para demostrar a la Senadora Warren que tiene el apoyo que necesita para entrar y ganar la carrera presidencial."

Sheyman asegura que se moverían "rápidamente" y que su estrategia de organización estaría "inspirada en la potencia de la campaña de base del Presidente Obama."

La Senadora Warren, que ya debe ser consciente de que se ha metido en un lío, declaró a través de su secretaria de prensa que "como ha dicho varias veces, no se presenta a Presidente."

- Casualmente, la iniciativa de MoveOn ha sido rápidamente respondida con un artículo de opinión de Howard Dean, uno de los máximos exponentes del ala progresista de los demócratas, en POLITICO en el que se alinea con el discurso oficial del partido y declara su apoyo a Hillary Clinton (D), la favorita de los millonarios según una encuesta de CNBC.

Mientras tanto, Hillary continúa emitiendo señales discordantes. La última es que "ha añadido un discurso pagado a su agenda para mediados de marzo, complicando el arco temporal sobre cuándo podría anunciar una potencial segunda candidatura a la Presidencia," informa Alex Seitz-Wald en MSNBC.

"El 19 de marzo, Clinton dará un discurso en una conferencia organizada por la sección de Nueva York y New Jersey de la Asociación Americana de Campamentos," concreta Seitz-Wald, que añade: "El hecho de que esté agregando nuevos compromisos a su agenda demuestra que Clinton no ha tomado una decisión sobre los tiempos, o ni siquiera sobre si se presentará."

No hay nada seguro cuando se trata de Clintonlandia, dice John King (CNN), pero "la apuesta más segura sobre cuándo oficializará sus intenciones para 2016 parece ser más tarde que temprano."

Algunos de sus aliados creen que lo mejor es anunciar cuanto antes, en los primeros días de 2015 o en los últimos días de este año, "para terminar con las dudas y ordenar la organización."

Otros, por contra, dicen que "hay pocas razones para darse prisa, señalando la ausencia de un rival tremendo y el escrutinio añadido y los requisitos que implica ser candidato a ojos de la ley."

La ex secretaria de Estado está manteniendo reuniones con posibles integrantes de su equipo electoral -  se ha reunido con dos posibles directores de su campaña presidencial, dice POLITICO - pero, según King, "sus amigos describen que no tiene demasiada prisa para tomar una decisión final y darla a conocer." Por el momento, "la apuesta es que esperará un poco hasta avanzado el 2015."

"El director de campaña al que se le reconoce el mérito de haber orquestado la inesperada victoria electoral de Bill de Blasio el año pasado está trabajando como asesor del Gobernador de Maryland Martin O'Malley (D) mientras éste sopesa una potencial candidatura presidencial en 2016," informa el New York Daily News.

"Bill Hyers está trabajando con el comité de acción política federal de O'Malley, O'Say Can You See," dice el Daily News.

"Bill ha estado asesorando de manera informal al comité de acción política del gobernador en los últimos meses," confirma la secretaria de prensa de O'Malley. "Ahora que las elecciones de medio mandato han terminado, está incrementando su labor como asesor principal. Con su amplia experiencia nacional en todos los niveles de campaña, estamos emocionados de tenerlo a bordo."

Hyers era uno de los consultores demócratas más solicitados para el 2016. Su decisión de integrarse en el equipo de O'Malley nos sugiere que el gobernador de Maryland va en serio y podría presentarse a pesar de Hillary.

O'Say Can You See ha recaudado 581,550 dólares en las últimas siete semanas y tiene 938,190 dólares en el banco, según Maryland Politics. Entre sus mayores contribuyentes destacan algunos sindicatos influyentes: la Asociación Unida de Plomeros y Fontaneros ha dado 50,000 dólares; la Unión Internacional de Albañiles y el Fondo de Educación Política de los Trabjadores del Metal han aportado 10,000 dólares cada uno.

- Hace tiempo que Marco Rubio (R) no encabeza las encuestas para la nominación presidencial republicana, pero Josh Kraushaar (National Journal) cree que "tiene más potencial que ninguno en el concurrido pelotón."

Sus argumentos son conocidos.

Primer argumento a favor de Rubio: "Es uno de los pocos candidatos que pueden ganar apoyos tanto del ala del establishment como del ala del Tea Party. Ha sido diligente votando en la línea conservadora mientras ha emprendido prioridades del establishment como la reforma migratoria. Ha estado haciendo anuncios para la Cámara de Comercio de EEUU mientras seguía pegado al más extremista Club for Growth. En un momento en que las facciones del Partido Republicano han estado en guerrala una con la otra, su capacidad para abarcar los dos lados es un talento sorprendente."

Segundo argumento: "Es el republicano más elegible gracias a su cautivadora historia. Si es el nominado, compitiendo para ser el primer Presidente hispano debería mejorar automáticamente la posición del Partido Republicano con los hispanos respecto al deprimente 27% logrado por Romney en 2012. Y como niño de los años 70, está culturalmente más versado que los más recientes nominados presidenciales republicanos, muchos de los cuales tuvieron problemas para conectar con los votantes más jóvenes. Contra una Hillary Clinton que tendrá 69 años el día de las elecciones de 2016, Rubio no tendría que hacer mucho para dibujar un claro contraste generacional."

Tercer argumento: "Es la respuesta del Partido Republicano a Elizabeth Warren en el debate sobre la movilidad económica. Desde que sufrió el revés de la reforma migratoria, Rubio ha dedicado el último año a pronunciar una serie de discursos sobre asuntos que afectan a la seguridad económica de los americanos. La decisión de Rubio de concentrarse sin descando en la movilidad económica le hace destacar sobre sus rivales. El reclamo principal del Gobernador de Wisconsin Scott Walker son sus exitosas batallas contra los sindicatos en Wisconsin. Jeb Bush ha seguido concentrado en la inmigración, aunque los vientos políticos hayan cambiado. Rand Paul, en su campaña por ganarse a los afroamericanos y a los votantes jóvenes, ha defendido la reforma de las penas por drogas. Todos podrían ser asuntos ganadores en 2016, pero son secundarios frente a la preocupación central de la mayoría de los americanos - su propio balance."

Cuarto argumento: "Es uno de los pocos aspirantes republicanos con experiencia en política exterior. Su soltura hablando de asuntos internacionales sobresale en un pelotón que incluye a muchos neófitos en política exterior. El reciente auge de Romney es en parte una reacción a la ausencia en el pelotón de un estadista experimentado capaz de contrarrestar la experiencia de Clinton. Rubio tiene menos experiencia, pero es uno de los pocos candidatos que puede debatir competentemente sobre política exterior con la ex secretaria de Estado."

Quinto argumento: "Ya está liderando la primaria invisible. Mucho más importantes que los resultados en las primeras encuestas de las primarias son las maniobras entre bambalinas - la competición por contratar personal, forjar una base nacional de donantes y charlar con potenciales partidarios - que constituyen la llamada primaria invisible. Rubio, a través de su comité de acción política Reclaim America, ha estado un paso por delante de muchos potenciales rivales en todos esos frentes. Si Rubio se presenta a Presidente, una cosa está garantizada. Estará preparado para la extenuante carrera."

- El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell está "casi seguro" de que apoyará a Rand Paul (R) en 2016. Lo dice en una entrevista con Dana Bash en CNN.

"Empezamos en bandos opuestos, pero nos hemos convertido en grandes aliados. Soy un gran admirador suyo. Creo que es una persona muy, muy inteligente y capaz," dice McConnell de Paul. "Nos hemos convertido en verdaderos aliados. De verdad lo admiro mucho y hemos trabajado juntos en muchas cosas. Y voy a intentar ser de ayuda para él."

Pero que nadie espere ver a McConnell participando en mítines en las primarias republicanas.

"Voy a ser de ayuda para él de la forma en la que pueda, pero no voy a estar marchando en New Hampshire y Iowa. Eso te lo puedo decir," aclara.

- Jonathan Martin, de The New York Times, dice que no le quitemos ojo al Gobernador de Michigan Rick Snyder (R).

Martin tuvo ocasión de hablar hace unos días con Snyder, que viajó a Washington, DC. a recoger un premio de Governing Magazine.

"Hablas con estos políticos y están deseando que les hagas la pregunta y finalmente se la haces: 'Entonces, ¿quieres presentarte a Presidente?' Y por supuesto tiene que responder que ahora mismo está completamente concentrado en Michigan y te cuenta la historia de Michigan y lo principal de ello es que el índice de desempleo ha caído en ese estado que fue tan duramente golpeado durante la recesión," dijo Martin en Inside Politics (CNN).

"Es alguien que por lo menos quiere estar en el baile de nombres para el 2016," concluyó Martin.

Snyder va a emprender próximamente una gira nacional para hablar del "éxito de Michigan" y de su estilo de "republicanismo tecnócrata" coincidiendo con la salida de la quiebra de Detroit, informa James Hohmann en POLITICO.

"Aunque oficialmente los viajes están pensados para promocionar la economía local, también ayudarán a impulsar el perfil nacional de Snyder en un momento en que el pelotón de candidatos republicanos de 2016 está por establecerse," escribe Hohmann.

Bernie Porn, un encuestador de Michigan, dice que es "difícil imaginar" a Snyder como un candidato presidencial serio. "Puede que le guste el rumor, pero no estoy seguro de que pudiera sobrevivir el tipo de atmósfera en la que tendría que manejarse como candidato a la Casa Blanca," dice Porn. "Es un deporte sangriento. No estoy seguro de que esté preparado para eso."

Jase Bolger, Speaker de la Asamblea Estatal de Michigan, nos dice que no subestimemos al gobernador. "Yo dije, 'Es un tipo amable que ha tenido una gran experiencia pero ni de coña podría ganar,'" dice Bolger recordando la primera campaña de Snyder. "Hoy llamo gobernador al tipo que dije que de ninguna manera podía ganar."

"Si miras a Michigan en 2010, sobre el papel nos parecíamos mucho a lo que es el país hoy: deuda creciente, problemas a largo plazo," dice Bolger. "A aquellos que dicen que no tiene posibilidades de ser Presidente, yo les digo que los paralelismos son inquietantes."

- Durante una gala republicana en el condado de Fairfax, el ex Gobernador de Virginia Jim Gilmore (R) dejó caer que está estudiando volver a presentarse a Presidente, informa el Richmond Times-Dispatch.

"La gente está preocupada por el futuro," dijo Gilmore.

"Es nuestro deber como republicanos dejar claro que el sistema de libre mercado es un aliado de la gente," añadió.

"Creo que los dos asuntos críticos que enfrenta EEUU son la incapacidad para hacer crecer esta economía y crear un verdadero futuro para los americanos; y la crisis internacional, que es muy peligrosa," dijo al referirse al futuro.

"Ahora mismo, no veo a ningún candidato en la escena nacional que crea que puede manejar estos desafíos," dijo el ex gobernador, añadiendo que está "determinado a asegurar que estos asuntos son llevados a la agenda política a nivel nacional."

Cree que "hay cosas que tenemos que hacer para proteger y asegurar este país, y no se están haciendo. Las políticas del Presidente son básicamente políticas de retirada, al igual que las del Senador Rand Paul, quien no debería ser Presidente. Estos son tiempos muy peligrosos."

Gilmore fue gobernador de Virginia entre 1998 y 2002 y presidente del Comité Nacional Republicano entre 2001 y 2002. En 2007 se postuló como candidato a la nominación presidencial republicana de 2008 pero se retiró antes de las primarias por falta de apoyo.

- Otro que se refiere a Rand Paul como una amenaza es el Congresista por Nueva York Peter King (R).

"No quiero que el pelotón de candidatos esté dominado por gente como Rand Paul," declara King a USA Today. "Rand Paul es un aislacionista. Este es un mundo extremadamente peligroso. No tenemos el lujo de escondernos. No podemos retirarnos dentro de nuestras fronteras. Y me ofende terriblemente su conclusión de que EEUU es de alguna manera la causa de las agresiones en todo el mundo."

Tampoco le gusta Ted Cruz porque "es un nihilista." Le escandaliza "toda la idea de cerrar el gobierno y su oposición dogmática a cualquier tipo de compromiso."

En los últimos dos años, King ha estado un total de 10 días en New Hampshire, pero no ha vuelto desde que Jeb Bush y Mitt Romney empezaron a sonar como posibles candidatos. Sin embargo, no descarta presentarse.

"Lo estoy mirando y estoy aprovechando la oportunidad para ponerme en pie en New Hampshire y viajar con frecuencia," dice. "Esta no es una operación como la de Hillary Clinton o la de Jeb Bush si se presenta. Si ocurre, sería aprovechando esas oportunidades para hablar y conseguir cobertura mediática allí, metiéndome en el debate. Y si hay sitio para coger la pelota y correr, lo haré."

- "A América le encantan los que no son favoritos. Definitivamente, nosotros somos la candidatura subestimada en esta carrera," dice Rick Santorum (R) en una entrevista a The Washington Post. Se siente cómodo no siendo el favorito porque eso le otorga "mucha libertad."

"Entiendo el juego," dice.

Añade: "Parte de lo que tuve que hacer la última vez fue mostrar mis credenciales. Eso ya está hecho. Obviamente, estamos mejor posicionados ahora. Esta vez nuestro mensaje estará mucho más centrado que la última vez."

- Hablando en un evento patrocinado por POLITICO en Washington, DC., el Vicepresidente Joe Biden (D) dijo que no tomará una decisión sobre su futuro político hasta primavera o verano del año que viene pero cree que si decide presentarse, será un candidato "competitivo."

Biden dijo que todavía no lo ha discutido con su familia.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Presidenciables en los talk-shows domingueros

Gobernador John Kasich (R-Ohio) en This Week (ABC)




El gobernador de Ohio ha empezado hablando de los problemas del departamento de policía de Cleveland tras la muerte de un adolescente afroamericano.

George Stephanopoulos le ha pedido su opinión sobre las conclusiones del Departamento de Justicia que denuncian abusos y un uso excesivo de la fuerza por parte de la policía de Cleveland.

Kasich ha salido en defensa del trabajo del alcalde de la ciudad, un demócrata mulato. "El Alcalde de Cleveland Frank Jackson ha hecho un gran trabajo," ha dicho. "Está trabajando estrechamente con el Departamento de Justirica para asegurarse de que son capaces de cumplir con los requisitos del Departamento de Justicia."

Preguntado sobre si su victoria por 31 puntos el mes pasado en Ohio es una lección para que el Partido Republicano adopte a nivel nacional posiciones más moderadas en educaicón, Medicaid o inmigración, Kasich ha dicho que eso no es lo más importante, que lo importante es la capacidad de liderazgo.

"Hablemos de líderes," ha dicho. "Cuando las personas creen que no están incluidas, cuando las personas creen que no tienen una oportunidad, eso genera división. Nuestro país es más fuerte cuando la gente está unida... Me conoces. Puedo pelear más que nadie. Pero al final, los líderes tenemos que unir, no dividir."

Ha evitado decir nada definitivo sobre una posible candidatura presidencial, lo cual ya es algo. Ya no dice que no.

"Sabías que no ibas a obtener una buena respuesta de mí hoy aquí," le ha dicho a Stephanopoulos. "La conclusión es que ahora nos estamos ocupando de la mortalidad infantil, estamos formando un equipo de trabajo para asuntos raciales, tenemos mil cosas que estamos haciendo y un presupuesto que va a ser completo. Mi atención está puesta en eso en este momento."

Gobernador Bobby Jindal (R-Louisiana) en Fox News Sunday




A Jindal no le preocupan las encuestas que le sitúan muy lejos de otros presidenciables más mediáticos.

"Si decidiera presentarme, no sería por las encuestas," ha dicho el gobernador de Louisiana, estado que ayer derrotó a la última representante demócrata del Sur Profundo en el Senado.

"Esto no trata sobre políticos que son populares por besar a bebés y cortar lazos," ha dicho Jindal sobre el 16. "Estas elecciones van a ser sobre las grandes ideas y los grandes cambios."

Ha defendido que su historial como gobernador prueba que es capaz de recortar el presupuesto y hacer crecer la economía.

Hace cinco años, Jindal era la gran esperanza republicana para esta década porque es joven, inteligente, con experiencia y, como hijo de inmigrantes, entiende como pocos la excepcionalidad de EEUU - hoy ha dicho que el GOP necesita ser "un partido con aspiraciones en un país con aspiraciones" -, pero le ha perjudicado mucho la reciente emersión de nuevas caras republicanas en el escenario nacional, en especial Marco Rubio y Scott Walker que parecen haberle arrebatado por separado sus dos principales reclamos electorales: su pertenencia a una minoría étnica y el papel de líder de la nueva generación de gobernadores conservadores.

Bush 43 en State of the Union (CNN): no tengo ni idea de lo que hará Jeb Bush




George W. Bush ha reconocido que no sabe si su hermano menor se presentará o no a las elecciones.

PRESIDENTE BUSH: "Cuando estás sopesando la Presidencia, piensas, '¿Temo tener éxito?' En otras palabras: '¿Puedo arreglármelas si gano?' Sobre el papel puede parecer una tarea sencilla. Por otra parte, si de verdad empiezas a pensar en las implicaciones de ser Presidente, algunas personas piensan 'Bueno, no estoy seguro si puedo arreglármelas,' y por eso retroceden. La otra cuestión es si temes al fracaso. Y Jeb no lo teme. Tampoco teme al éxito, por cierto. Y una razón del porqué es que fue un gobernador de Florida capaz. Por supuesto, la última consideración es lo que pones sobre la mesa: la familia. Y él ha visto lo que es ser el hijo de un Presidente. Ha visto lo que es ser el hermano de un Presidente. Por lo tanto, no está ansioso por presentarse a la Presidencia. No tengo ni idea de lo que está pensando ahora. La gente me dice 'Convence a tu hermano para que se presente.' Ya sabes, no puedes convencerlo de que se presente. Solo él puede tomar la decisión."

Dubya ha bromeado con que Hillary Clinton es como su "cuñada" y cree que Jeb la derrotaría.

No sabemos si se presentará, pero sí sabemos que se lo está pensando en serio. Scott Conroy, de RealClearPolitics, nos cuenta que "dos importantes estrategas republicanos de New Hampshire han sido contactados esta semana por un confidente de Jeb Bush para hablar de su interés por liderar la potencial campaña presidencial del ex gobernador de Florida" en el estado de granito.

Mitch Daniels, por poner un ejemplo de alguien que decía estar pensando en presentarse pero que en realidad no tenía ninguna intención de hacerlo, jamás contactó con nadie en los estados clave en la fase preliminar a las elecciones de 2012.

Los dos estrategas contactados por el equipo de Jeb, que tienen amplia experiencia en las primarias de New Hampshire, dicen que les dio la impresión de que el ex gobernador de Florida está inclinado a presentarse.