domingo, 1 de mayo de 2016

Trump y Cruz encaran la recta final en Indiana



El Trump Force One ha aterrizado en Terre Haute, Indiana, decidido a conducir a su dueño a una nueva victoria en el estado Hoosier.




"Lo que está pasando es increíble," ha dicho
El Donald en un abarrotado Grand Indiana Theatre de Terre Haute, en el primero de sus dos eventos de hoy en el estado. "Pero tenemos que seguir. Cuanto más ganemos en Indiana es muy importante. Es un mandato. Un mandato realmente importante. Es un mandato por el cambio, pero no el cambio de Obama sino un cambio verdadero. Es un mandato por la genialidad."


¿Qué es un mandato por la genialidad? ¿Qué más da? No estáis en la onda.


Mientras tanto, su principal rival republicano,
Ted Cruz, ha tenido un gran recibimiento un poco más al norte, en Lafayette, la ciudad de Axl Rose (Guns 'N Roses).




El senador por Texas le ha dado gravedad a la votación del martes: "Dentro de 51 horas, Indiana le habrá hablado al país sobre lo que somos como nación. ¿Somos una nación que todavía cree en la libertad? ¿Que todavía cree en la Constitución? ¿Que todavía cree en el Pueblo?"

Bernie Sanders presenta su "hoja de ruta para la victoria"

Al cumplirse un año de su entrada en la carrera presidencial, Bernie Sanders (D) ha convocado a la prensa nacional en Washington, DC para explicar cómo piensa ganar la nominación demócrata y la Presidencia de EEUU.


Ha empezado hablando de los asuntos centrales de su campaña: la renuncia al uso de súper PACs, la lucha contra la desigualdad de la renta y el cambio climático, la defensa de la educación, la sanidad y la necesidad de poner más impuestos a las grandes corporaciones y a los ciudadanos más ricos. "Las ideas por las que luchamos son el futuro del Partido Demócrata y de hecho el futuro de este país," ha dicho.


Pero los reporteros querían saber cuáles son sus cálculos para ganar los 2,383 delegados que necesita para ser nominado por el partido. Actualmente, el senador por Vermont tiene 1,357 delegados.


"Es virtualmente imposible que la Secretaria Clinton alcance la mayoría en delegados antes del 14 de junio, que es el último día en el que se celebra una primaria (la demócrata del Distrito de Columbia),"
ha dicho el Senador Sanders, para puntualizar, "solo con los delegados comprometidos. Necesitará los superdelegados para superar el límite en la convención de Philadelphia. En otras palabras, la convención será un combate disputado."


"Quedan 10 estados donde vamos a competir enérgicamente,"
ha añadido, señalando que espera obtener su victoria número 18 en Indiana el martes. Se marca el objetivo de ganar el 65 por ciento de los delegados comprometidos que se repartirán en las próximas primarias. "Pretendemos luchar por cada voto."


En cuanto a los 719
superdelegados, "obviamente, nos enfrentamos a casi todo el establishment demócrata," ha reconocido. Ha denunciado que algunos superdelegados se comprometieron con Clinton antes incluso de que empezaran las primarias. "Aunque hemos ganado el 45 por ciento de los delegados comprometidos en campañas de verdad donde la gente ha hablado, hemos ganado solo el 7 por ciento de los superdelegados," ha protestado.


Ante eso, un llamamiento: "Los superdelegados de los estados donde cualquiera de los dos candidatos haya conseguido victorias aplastantes... esos superdelegados deberían reflexionar en serio sobre si deberían emitir su voto de superdelegado de acuerdo con los deseos de las personas de esos estados."


El otro argumento presentado por Sanders para defender su caso es que
se considera un mejor candidato que Hillary Clinton en las elecciones generales de noviembre. Está en total desacuerdo con Clinton en comercio, banca y otros asuntos, ha recalcado, "pero en lo que la Secretaria Clinton y yo estamos ampliamente de acuerdo, y en lo que todos los delegados de la convención demócrata están ampliamente de acuerdo es en que sería un desastre para este país que Donald Trump o cualquier otro republicano de extrema derecha se convirtiera en Presidente de los Estados Unidos."


Para que eso no ocurra, los demócratas deben nominar a un candidato que genere una buena opinión en la gente y que entusiasme a las bases, y él es quien ofrece 
"la mejor oportunidad de derrotar a Donald Trump y a otros candidatos republicanos."


Presidenciables en los talk-shows domingueros (II): los demócratas y la reaparición dominguera de El Donald

Donald Trump (R) en Fox News Sunday: mis números están subiendo. Me han golpeado sin parar y todavía tengo una ventaja aplastante. Yo soy mi propio estratega. Bernie Sanders dijo que a Hillary Clinton no deberían permitirle presentarse a las elecciones; lo que dijo fue increíble. La única carta que tiene Hillary es la carta de ser mujer. Tenemos que noquear al ISIS y salir de Oriente Medio. Yo seré mucho más duro que Hillary Clinton. Tengo las mejores propiedades costeras del mundo. Quiero que nuestro ejército sea mejor que nunca antes. Nuestro sistema educativo es un desastre. Mike Tyson me ha apoyado por Internet, eso es todo, no me he reunido con él. Esto se ha acabado para Ted Cruz.




Ex Secretaria de Estado Hillary Clinton (D) en State of the Union (CNN): considero que estoy en el buen camino para ser nominada. No respondo a los ataques de Trump contra mí, lo que me preocupa es el modo en el que ataca a todo tipo de personas. Tengo mucha experiencia tratando con hombres como él. No me preocupa su apuesta electoral por la clase trabajadora blanca, tuve más votos que él en Ohio y Pennsylvania. Estoy en contra del TPP. No hay duda de que los acuerdos comerciales de los años ochenta y noventa han perjudicado a la clase trabajadora. El discurso de Trump sobre política exterior fue alarmante. No creo que pretender tener un plan secreto contra el ISIS sea la manera de proceder. Cuando estuve en la boda de Trump, nunca se me pasó por la cabeza que me enfrentaría a él en unas elecciones una década después.




Senador
Bernie Sanders (D-Vermont) en Face the Nation (CBS): creemos que tenemos la oportunidad de ganar una mayoría de los delegados. Necesitamos ganar el 65 por ciento de ellos. Queremos ganar los delegados y convencer a los superdelegados, y mis números frente a Donald Trump son mejores que los de Hillary Clinton. Vosotros los medios estáis más interesados en los chismes que en los problemas del pueblo americano. Nuestras ideas son el futuro del Partido Demócrata.





¿Están los demócratas subestimando a Donald Trump?


Es la pregunta del millón. State of the Union (CNN) ha sentado a los representantes de los cinco candidatos presidenciales activos para hablar de ello y no ha sacado nada en claro.


Presidenciables en los talk-shows domingueros (I): Cruz en los cinco

Senador Ted Cruz (R-Texas) en State of the Union (CNN), Meet the Press (NBC), Face the Nation (CBS), This Week (ABC) y Fox News Sunday: Donald Trump está intentando perpetuar el mayor fraude en la historia electoral americana. Él y Hillary Clinton son dos liberales favorables a un gobierno todopoderoso. Son las dos caras de una misma moneda. Indiana tiene la posibilidad de elegir. ¿Queremos una campaña basada en los gritos, las maldiciones y los insultos? Donald Trump no puede criticar las políticas de Hillary Clinton. ¿Sabes por qué? Porque las apoya. Trump es la esencia de un insider de Washington, DC. Un ticket Trump-Boehner sería el cártel de Washington, DC en toda su potencia. Los medios han creado este fenómeno de Trump. ¿Que si apoyaré a Trump si es el nominado? Voy a derrotar a Trump. Si no puedes ganar una mayoría, no puedes unir el partido. Y eso te hace un candidato terriblemente débil para las elecciones generales.










Encuesta de NBC/Marist: cómoda ventaja de Trump en Indiana; los demócratas, igualados

Republicanos: Trump, 49%; Cruz, 34%; Kasich, 13%



Si se excluye a John Kasich de la ecuación y se suma la segunda opción de los seguidores del gobernador de Ohio, Donald Trump sigue ganando ampliamente: Trump, 53 por ciento; Cruz, 42 por ciento; otros, 1 por ciento; indecisos, 5 por ciento.


El
58 por ciento de los potenciales votantes de la primaria republicana de Indiana desaprueba el acuerdo alcanzado por Ted Cruz con Kasich (que Cruz compite en Indiana y Kasich compite en Oregon) para parar a Trump. Solo el 34 por ciento aprueba la conjura de los aspirantes.


"En Indiana, Trump está posicionado para cercar todos los delegados (57) del estado, que sería un gran premio para ganar la nominación indiscutidamente," comenta Lee Miringoff, director del departamento de encuestas de la Marist College.


El sondeo también revela que Trump derrotaría con bastante solvencia a Hillary Clinton (48-41) en noviembre en un estado donde Barack Obama derrotó a John McCain hace ocho años. En cambio, solo superaría por un punto (47-46) a Bernie Sanders.



Demócratas: Clinton, 50%; Sanders, 46%



"Clinton y Sanders probablemente se repartirán en partes iguales el grupo de delegados, lo que contribuirá poco a cambiar el relato en el lado demócrata," dice Miringoff.


Más detalles, aquí.

Otro sábado productivo para Cruz en la selección de delegados

Cruz wins majority of delegates at Virginia convention

Partidarios de Trump y Cruz en la convención republicana de Virginia. (Foto: AP)

Ted Cruz quedó tercero en la primaria republicana del 1 de marzo en Virginia, pero ayer logró sentar a 10 de sus simpatizantes en las 13 plazas de delegado nacional que se decidieron en la convención estatal. Donald Trump, que ganó la primaria de marzo, colocó a tres partidarios en la lista de delegados. El resto de la delegación de Virginia se decidirá a lo largo de este mes en las reuniones de distrito del partido.


"Ted está fusionándose con éxito, uniendo a la mayor parte del resto del partido, y esa es la única manera en la que podemos hacer esto, la única manera en la que podemos ganar estas votaciones,"
declaró a Associated Press el ex Fiscal General de Virginia
Ken Cuccinelli, el hombre de Cruz en el estado.


"Eso y tener una buena organización de base son las razones por las que lo estamos haciendo tan bien en estos eventos por todo el país," dijo Cuccinelli.


Team Cruz presumió incluso de haber sido
generosos con Trump, porque "si hubiéramos querido una lista de 13-0 (con 13 partidarios de Cruz y 0 de Trump) la hubiéramos podido tener. En lugar de eso, apoyamos una lista mixta que era una lista de unidad, y eso es algo que estamos intentando hacer en todo el país."


Más preocupante fue la
derrota de Trump en la convención estatal de Arizona. El magnate, que arrasó en la primaria de Arizona y que cuenta con el apoyo de destacados políticos republicanos del estado, solo logró sentar a unos 15 partidarios en la delegación de 55 miembros. Cruz se llevó todos los delegados estatales (28) y prácticamente la mitad de los elegidos por los distritos (27). La clave estuvo en que la lista de delegados recomendada por Team Cruz fue casi idéntica a la recomendada por los partidarios de John Kasich, quienes ante la imposibilidad de colocar a su propia gente, pensaron que les conviene todo lo que debilite al front-runner.


El encargado de la campaña de Trump en Arizona, el Tesorero del estado
Jeff DeWitt, que defraudó las expectativas, anunció que impugnará los resultados por presuntas irregularidades.


Una de las más firmes partidarias de Trump en el estado, la ex Gobernadora
Jan Brewer, no logró ser elegida delegada. "Me han timado," protestó una enfadada Brewer. "Y han timado al pueblo de Arizona."


"Mi nombre fue "misteriosamente" eliminado de la lista online de Donald Trump. La votación electrónica de hoy ha estado repleta de fallos y errores técnicos. ¡Hoy nos han timado!," escribió la brava ex gobernadora en Twitter.




Brewer fue delegada de Mitt Romney en 2012 y en aquella ocasión consiguió que la delegación de Arizona estuviera en primera fila en la convención (minuto 2:38) por la importancia que tuvieron tanto el estado como su endorsement en la hoja de ruta del ex gobernador de Massachusetts en las primarias.


Quien sí logró ser elegido delegado ayer fue el actual Gobernador
Doug Ducey, que aparecía tanto en la lista recomendada por Cruz como en la recomendada por Trump. Oficialmente, Ducey, un hombre de negocios del ala conservadora del partido, es neutral.


"Fue Ted Cruz quien emergió con la mayor parte de apoyos de los delegados del estado. Aunque todos los delegados de Arizona están obligados a votar a Trump en la primera votación en la convención nacional, es probable que la mayoría se pasen a Cruz si Trump es incapaz de agarrar la nominación"
en la primera votación, cuenta Kyle Cheney en POLITICO.


Missouri
eligió ayer a 24 de sus delegados, concretamente los correspondientes a sus distritos electorales (tres por cada distrito). En la primaria del 15 de marzo, Trump se ganó el apoyo de 15 delegados de distrito de Missouri para la primera votación en Cleveland, pero ayer logró colocar solo a 6 verdaderos partidarios. Cruz situó a 18 de sus aliados en las 24 plazas. Esto significa que de los 15 que tienen que votar a Trump en la primera votación, nueve podrían pasarse a Cruz en la segunda votación.


No obstante, "no fue un día totalmente perdido para Trump," precisa Kyle Cheney en POLITICO. "El magnate logró sólidas victorias en la pelea por los delegados de Massachusetts y se sostuvo en Arkansas y Alaska, demostrando una solidez organizativa que le había faltado en docenas de batallas estatales y locales por los delegados. En el día, Trump se aseguró unos 60 delegados, muchos menos de lo que dictan los resultados de las primarias y los cáucuses, pero suficientes para prevenir una catástrofe."


Cruz, por su parte, ganó en total unos 80 delegados de los 170 que había en juego ayer en varios estados. Bueno, eso de ganar no es exacto. Es mejor decir que logró que 80 de sus partidarios ocupen 80 de las 170 plazas de delegado que se cubrieron, porque recordemos que éstos estarán obligados a votar de acuerdo a los resultados de las primarias y cáucuses (la mayoría a Trump) en la primera votación en la convención nacional republicana de Cleveland.

sábado, 30 de abril de 2016

Ted Cruz cuestiona el republicanismo de Donald Trump en la convención de California

En los últimos años, los candidatos presidenciales republicanos han viajado a California solo a recaudar fondos. Esta vez, sin embargo, "vamos a gastar más en California de lo que vamos a recaudar en California," ha dicho Ted Cruz (R) en su discurso en la convención republicana del estado dorado. "Pero a cualquiera de vosotros que tenga el talonario de cheques a mano le digo que le estaría agradecido si me demuestra que estoy equivocado."


Cruz les ha recordado a los republicanos de California que el favorito para la nominación presidencial republicana, Donald Trump, hizo donaciones en el pasado a las campañas de destacados políticos demócratas californianos, como el Gobernador Jerry Brown, el Vicegobernador Gavin Newsom y la Fiscal General Kamala Harris. "Vosotros estáis experimentando en primera persona las consecuencias de esas engañosas políticas liberales," ha dicho Cruz.


El senador por Texas ha prometido que él revocará el Obamacare y aprobará un impuesto fijo. "Creo que los californianos ya pagáis demasiados impuestos. Voy a recortar vuestros impuestos," ha dicho.


Por supuesto, se ha referido a su intención de llevar a una californiana,
Carly Fiorina, en el ticket republicano por primera vez en tres décadas. "Carly será la primera californiana en un ticket nacional desde Ronald Reagan," ha dicho Cruz.


El candidato puede imaginarse a
Hillary Clinton pensando en Carly Fiorina "mientras se revuelve en su celda en la cárcel."


"Hillary le tiene terror a Carly," ha dicho Cruz. "La escogí esta semana porque la gente se merece tener una elección clara."


Cruz ha recibido el endorsement del ex Gobernador de California Pete Wilson (en la imagen de abajo, en primera fila escuchando a Cruz). El último gobernador de California que intentó llegar a la Casa Blanca ha destacado que Cruz "está comprometido con preservar nuestras libertades constitucionales."





(Foto: @FlashReport)

Jon Huntsman, ejemplo arquetípico del establishment nacional, pide al Partido Republicano que se una en torno a Trump

"Hemos tenido suficientes luchas internas en el partido. Ahora es el momento de coser juntos una coalición ganadora. Y ha estado claro casi desde el principio que Donald Trump tiene la capacidad de reunir un bloque de partidarios no convencional. La capacidad de trascender más allá de los límites tradicionales de los partidos -como en el '80, en el '92 y en el '08- será clave, y Trump está mucho mejor situado para lograr eso."


Son palabras del ex candidato presidencial republicano, ex Gobernador de Utah y ex Embajador de EEUU en China
Jon Huntsman en declaraciones a POLITICO. Es un paso significativo por parte de Huntsman porque el ex gobernador es uno de los líderes nacionales de la organización bipartidista No Labels y a menudo fue mencionado como posible candidato presidencial centrista si Trump ganaba la nominación republicana.

Ted Cruz saluda a cada potencial votante en Indiana

El senador no abandonó la pastelería Pie Pan de Evansville, Indiana hasta que no saludó una a una a todas las personas del lugar.


Bernie Sanders respalda a los trabajadores de 'Carrier' en Indiana

Mientras Hillary Clinton lleva un par de días desaparecida recaudando fondos en eventos privados en Nueva York, su rival demócrata, Bernie Sanders, se unió ayer a la protesta de los trabajadores de la fábrica de Carrier en la escalinata del Capitolio de Indiana.


El senador por Vermont atacó la decisión de Carrier, y su compañía madre United Technologies Corp., de trasladar sus operaciones a Monterrey, México, despidiendo a 1,400 trabajadores indianeses. "No tienen vergüenza," dijo el candidato demócrata socialista sobre los directivos que reciben cientos de millones en compensaciones mientras rechazan pagar a los trabajadores. "Parad la codicia. Parad de destruir la clase media americana."


Al igual que Donald Trump en el lado republicano, Sanders sabe que el tema de las deslocalizaciones es el arma más poderosa que tiene contra el establishment político y contra Hillary Clinton en particular, después de que la ex secretaria de Estado apoyase el NAFTA en los años noventa y se haya mostrado algo ambigua y dubitativa sobre el TPP este año.


"Creo que, simbólicamente, aquí tenemos un estado industrial del Medio Oeste que se ha preparado para levantarse y luchar por una revolución política,"
dijo el senador por Vermont en Indianapolis.


'Team Trump' y 'Team Cruz' pelearán por ocupar un puñado de plazas de delegado en Virginia, Arizona, Alaska y Missouri


Todo listo para la convención republicana estatal de Virginia en Harrisonburg. (Foto: @AndrewWMullins)

6,000 republicanos se reunirán este sábado en la Universidad James Madison de Virginia para elegir a 13 de los 49 delegados que el estado enviará a Cleveland en verano. El resto de los delegados será elegido en reuniones más pequeñas en los diferentes distritos a lo largo del mes de mayo. En Cleveland, los delegados de Virginia estarán obligados a votar siguiendo el resultado de las primarias que se celebraron el 1 de marzo (Donald Trump superó a Marco Rubio por poco, quedando Ted Cruz en una lejana tercera posición), pero quedarán liberados en la segunda votación (si se llega a una segunda votación). Así que si nadie consigue ser nominado en una primera votación, la identidad de esos delegados y sus preferencias personales pueden ser clave.


"Cruz tiene ventaja debido a su temprana y agresiva atención al complejo proceso de selección,"
cuentan Jenna Portnoy y Ed O'Keefe en The Washington Post, citando a los republicanos locales. Una evidencia de ello es que Trump ha cancelado el discurso que tenía previsto dar hoy en la convención.


Pero "las convenciones estatales de Virginia suelen ser asuntos impredecibles," advierten Portnoy y O'Keefe. "La acción empezó el viernes por la tarde con votaciones técnicas que podrían resaltar la división entre los conservadores que tomaron el mando en la dirección del partido en 2012 bajo el tutelaje del entonces Fiscal General de Virginia Ken Cuccinelli, que en aquel momento se estaba preparando para presentarse a gobernador. Hoy, Cuccinelli es un activo defensor de Cruz. Ese grupo, que se autodenomina Hermandad Conservadora, ha estado unido en su creencia de que una convención dirigida por el partido, no unas primarias patrocinadas por el estado, es la mejor manera de nominar a los candidatos. Pero la carrera presidencial ha despegado las alianzas previas, con los más ardientes activistas divididos entre Cruz y Trump."


Probablemente, Trump recibirá mejores noticias de Arizona, "donde más de 750 personas se presentan para ocupar las 55 plazas de delegado en un estado donde Trump ganó abrumadoramente (la primaria). Se espera que su lista de delegados incluya a Jan Brewer, la ex gobernadora republicana, y Joe Arpaio, el sheriff republicano del condado de Maricopa, conocido a nivel mundial por sus acérrimas posiciones anti-inmigración."


"La mayoría en la lista de Trump son personas muy conocidas," declara al Post el Tesorero estatal de Arizona Jeff DeWitt, que encabeza la operación electoral de Trump en el estado del Suroete. "Todos los de nuestra lista han hecho algo para ayudar a la campaña de Trump. Tenemos una gran operación de base."


Alaska, donde Cruz derrotó a Trump por solo tres puntos en el caucus de marzo, también escogerá a sus 28 delegados este sábado. "Y los partidarios de Cruz," dicen Portnoy y O'Keefe, "esperan ganar unas pocas plazas en Missouri, donde los republicanos se reunierán en sus distritos electorales para escoger a algunos de los 52 delegados del estado."

Ted Cruz: estas primarias las va a decidir el sentido común de los indianeses

Ted Cruz (R) respondió a las preguntas de Sean Hannity (Fox News) y de los votantes de Indiana en un town hall meeting en Indianapolis.


"Me siento muy cómodo sabiendo que estas primarias va a decidirlas el sentido común del Medio Oeste del estado Hoosier," dijo el senador por Texas.


El candidato del ala conservadora tradicional del Partido Republicano y la ortodoxia del gobierno limitado tiene una desventaja de más de 400 delegados frente a Donald Trump, el candidato que ha creado su propia sección dentro del partido. "Esta es la simple realidad: creo que nadie va a conseguir los 1,237 delegados," se defendió Cruz frente a los que creen que ya no puede ganar la nominación.

Cruz describió a Trump como "uno de los fraudes más grandes de la historia electoral moderna," alguien que "pretende ser un outsider" después de haber sido un insider toda la vida.


El texano también respondió al ex Speaker de la Cámara de Representantes de EEUU John Boehner, quien hace unos días se refirió a Cruz como la encarnación de Lucifer y "un miserable hijo de puta."


"Esos comentarios revelan todo lo que necesitas saber Washington," dijo Cruz. "No tenemos dos partidos en Washington. Tenemos una leonera de corrupción bipartidista en Washington" y Boehner pertenece a esa cultura de corrupción.


"Boehner elogió a Hillary Clinton y elogió a Donald Trump. Dijo, 'Donald es mi amigo, nos enviamos mensajes, vamos a jugar al golf, es mi colega,'" dijo Cruz. "No conozco a Boehner. No creo que hayamos cruzado 50 palabras entre nosotros en nuestras vidas," añadió orgulloso el senador.


Carly Fiorina acompañó a Cruz en el town hall con Hannity. La ex presidenta de Hewlett-Packard, que será la compañera de fórmula de Cruz si el texano consigue la nominación, atacó a Trump y Clinton.


"Donald Trump donó dinero siete veces a Hillary Clinton," dijo Fiorina. "Lo siento, pero no hay una elección o un contraste cuando Donald Trump está de acuerdo con Hillary Clinton en tantas posiciones."


"Cuando Ted Cruz sea el Presidente de los Estados Unidos," dijo Fiorina, "sospecho que Hillary Clinton será procesada."


Añadió: "¿Cuántas veces hemos dicho los republicanos y los conservadores que solo podemos ganar presentando un claro contraste? Pues aquí está, pueblo de Indiana: Cruz-Fiorina o Trump-Clinton."


John Kasich en la convención republicana de California: recuperemos la "filosofía del sentido común"

En el banquete de la cena de la convención republicana de California, John Kasich (R) ofreció un discurso muy diferente al pronunciado por Donald Trump unas horas antes. El gobernador de Ohio empezó repasando su historia: los orígenes familiares, las dificultades, su entrada en la universidad o su primer encuentro a los 18 años con Richard Nixon, uno de los tres Presidentes republicanos de EEUU que ha dado California (los otros fueron Herbert Hoover y Ronald Reagan).


Kasich abogó por
recuperar "esa vieja filosofía del sentido común de Reagan."


"Como líder, puedes asediar a alguien con el miedo o reconocer que los problemas son reales y que las soluciones son posibles," dijo.


"El espíritu de América no está en las grandes cosas. El espíritu de América está en nosotros," dijo. "Pensemos simplemente en recuperar esa confianza y ese espíritu que guían a América. El espíritu de nuestro país depende de nosotros."


El gobernador tocó algunos temas poco habituales, como el de las enfermedades mentales. Dijo que una de sus prioridades será
ayudar a los enfermos mentales para "que no vivan debajo de un puente o en una prisión."


Después del discurso, Kasich se atrevió a decir que él podría dar batalla a los demócratas en California. "Vendré a California en las elecciones generales," dijo a los reporteros. "Creo que puedo meter presión a los demócratas para que tengamos una campaña en lugares donde vamos a ampliar el terreno de juego."